All news
|
Print
08 noviembre 2007 - Media release

La Asamblea General de INTERPOL aprueba nuevas medidas para mejorar la eficacia de la policía a escala mundial

MARRAKECH – Los delegados presentes en la Asamblea General de INTERPOL han aprobado una serie de medidas destinadas a fomentar la cooperación entre los organismos encargados de la aplicación de la ley de los países miembros con el fin de ayudar a combatir la delincuencia transnacional y el terrorismo.

En esta reunión de cuatro días de duración celebrada en Marrakech, jefes de policía procedentes de todos los rincones del mundo respaldaron una serie de recomendaciones como la utilización de llamamientos públicos para solicitar la ayuda de los ciudadanos en las investigaciones sobre delitos de pederastia cuando se den circunstancias extraordinarias o excepcionales.

Asimismo, los delegados aprobaron una resolución para que todas las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL establezcan un punto de contacto para investigaciones sobre prófugos internacionales que se ocupe de tratar las solicitudes de búsqueda de otros países miembros y de fomentar la cooperación internacional para localizar y detener a prófugos, entre ellos los buscados por el Tribunal Penal Internacional para Ruanda por delitos de genocidio.

“Encontrar y detener a delincuentes buscados es la labor primordial de la policía de todo el mundo, por eso es fundamental que nuestras Oficinas Centrales Nacionales creen una red especializada de expertos dedicados a colaborar en investigaciones sobre prófugos,” declaró el Presidente de INTERPOL Jackie Selebi.

La Asamblea General aprobó también la creación de una nueva Oficina Subregional (OSR) en Yaundé (Camerún) para suministrar servicios a la región de África Central. Con ésta ya son seis las OSR existentes: Yaundé, Abiyán, Harare, Nairobi, Buenos Aires y San Salvador; a ellas hay que añadir las oficinas de enlace de Bangkok y de las Naciones Unidas en Nueva York.

Los delegados apoyaron la creación en la Secretaría General de INTERPOL de un centro de referencia sobre objetivos vulnerables para facilitar el intercambio de asistencia técnica y buenas prácticas con el fin de proteger posibles objetivos de atentados terroristas o de otra índole. Esta resolución es conforme a la Estrategia Global contra el Terrorismo adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas (septiembre de 2006) por la que se invitaba a INTERPOL a colaborar con las Naciones Unidas en este asunto.

Asimismo, se aprobó por unanimidad la firma de un acuerdo de cooperación con la Comisión Internacional de Personas Desparecidas, que permitirá a ambas organizaciones intercambiar experiencias, conocimientos especializados e información.

“INTERPOL, en su calidad de organización policial más grande del mundo, con su red de Oficinas Centrales Nacionales en 186 países miembros, desempeña indudablemente una función esencial, no sólo en lo que concierne a los organismos encargados de la aplicación de la ley, sino también en relación con todas las organizaciones encargadas de garantizar la seguridad de los ciudadanos de todo el mundo,” declaró el Secretario General de INTERPOL, Ronald K. Noble.

“INTERPOL está entrando en una nueva fase de su evolución al ser capaz de responder y adaptarse aún mejor a las necesidades de sus países miembros. Esta Asamblea General ha sentado los cimientos de la INTERPOL del futuro al confirmar que estamos creando y proporcionando los instrumentos que la policía necesita para hacer su trabajo, independientemente del lugar del mundo en el que se encuentre.”