All news
|
Print
07 noviembre 2007

La Asamblea General de INTERPOL respalda el uso de llamamientos públicos para avanzar en las investigaciones sobre agresiones sexuales contra niños

MARRAKECH (Marruecos) – Los delegados presentes en la 76a reunión de la Asamblea General de INTERPOL han aprobado una resolución por la que autorizan a la Organización a publicar información para solicitar la ayuda de los ciudadanos en las investigaciones sobre agresiones sexuales a niños.

Esta decisión está motivada por los buenos resultados de la operación VICO, en la que la información proporcionada por los ciudadanos condujo a la detención de un sospechoso de pederastia sólo diez días después de que INTERPOL lanzara su primer llamamiento mundial para solicitar ayuda en la identificación de un hombre que aparecía abusando sexualmente de niños en una serie de fotografías publicadas en Internet.

La resolución permitirá que los ciudadanos puedan ayudar a los países miembros de INTERPOL a identificar a los autores de abusos sexuales contra niños o los lugares donde se perpetraron los delitos. En el caso de que se publiquen fotografías en las que aparezcan las víctimas, se ocultarán sus rostros.

“Sin los datos aportados por los ciudadanos de tres continentes, sin la sensibilización generada por los medios de comunicación, sin el aumento de la vigilancia por parte de la policía de nuestros países miembros, dadas las características especiales del caso no hubiéramos podido identificar, localizar y detener a Vico en tan poco tiempo”, afirmó Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL.

“Vico ha entrado y salido de numerosos países para supuestamente agredir a sus víctimas y escapar a la justicia. Esta decisión envía un mensaje claro a aquellas personas que creen que pueden evitar ser detenidos si viajan al extranjero para cometer delitos de pederastia o que pueden ocultarse en el anonimato utilizando Internet: los ojos de todo el mundo los estarán buscando.”

Al aprobar esta resolución los delegados hicieron hincapié en que se deben agotar todas las vías de investigación antes de recurrir a un llamamiento público para identificar a un presunto pederasta y que todas las medidas que tome INTERPOL deben respetar los derechos tanto de las víctimas como de los sospechosos.

Asimismo, en la resolución se reconoce que las imágenes de agresiones sexuales contra niños constituyen una prueba de que se ha cometido un delito, y si los organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo no hiciesen todo lo que está en su poder para identificar a los sospechosos, más niños podrían ser víctimas de estos delitos.

“La decisión de publicar las fotografías del hombre que aparece en la serie Vico no se tomó a la ligera, y aunque tengamos instrucciones claras de nuestras Oficinas Centrales Nacionales para repetir este tipo de llamamientos en el futuro, cada caso se estudiará en detalle antes de tomar medida alguna”, declaró el Sr. Louboutin.