All news
|
Print
01 junio 2007

Publicación de una notificación internacional para la búsqueda de un criminal de guerra evadido

INTERPOL ha publicado una notificación internacional para la búsqueda de un criminal de guerra que se evadió de una prisión de Bosnia el 25 de mayo.

Radovan Stankovic estaba cumpliendo una condena de 20 años de privación de libertad por crímenes contra la humanidad. Ya era objeto de otra notificación roja de INTERPOL publicada en 1996, a petición del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), y anulada en 2002 tras su detención en Bosnia.

La Oficina Central Nacional de INTERPOL en Sarajevo envió un mensaje urgente para prevenir a la policía de los 186 países miembros de la Organización sobre esta evasión, y colaboró con INTERPOL para la publicación de la nueva notificación.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald K. Noble, declaró que el hecho de que la OCN de Sarajevo alertara a las fuerzas policiales de todo el mundo en relación con esta fuga y colaborara con INTERPOL para publicar una nueva notificación sobre Radovan Stankovic demuestra cómo se puede cooperar para evitar que los criminales de guerra y otros individuos peligrosos se sustraigan a la acción de la justicia.

Añadió que también se trata de un ejemplo excelente de cómo la existencia de protocolos internacionales y estructuras operativas con miras a avisar a las fuerzas policiales de todos los países cada vez que un criminal peligroso se escapa de un centro penitenciario contribuye a aumentar la seguridad a escala mundial.

INTERPOL coopera con el TPIY desde 1995, en particular por medio de la publicación de notificaciones rojas contra sospechosos de crímenes de guerra y de la coordinación de peticiones de publicación de este tipo de notificaciones procedentes de diversos países. Gracias a una notificación roja publicada en diciembre de 2005 a petición del TPIY la semana pasada fue detenido, en la frontera entre Bosnia y Serbia, el antiguo general serbio-bosnio Zdravko Tolimir. Era la tercera persona más buscada por parte de dicho tribunal.

Las evasiones de sospechosos de terrorismo y de otros delincuentes peligrosos ha sido uno de los puntos principales tratados en los debates mantenidos entre INTERPOL, las Naciones Unidas y el G8, así como en la reciente Conferencia Regional Europea, celebrada en Varna (Bulgaria).

En 2006, 38 países de Asia, Europa, África y las Américas comunicaron a INTERPOL casos de fugas de presos, entre los que figuraban algunos sospechosos de pertenecer a Al Qaeda, o ya condenados por ellos, y diversos terroristas y personas peligrosas.

En una resolución aprobada por la Asamblea General de INTERPOL celebrada en Río de Janeiro, en septiembre de 2006, se reconocía la necesidad de que los países miembros se comunicaran unos a otros este tipo de incidentes por conducto de INTERPOL.

El Sr. Noble también trató este tema en la reunión mantenida en abril con el Sr. Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, y ante los ministros de Justicia e Interior del G8, la semana pasada en Alemania.