All news
|
Print
22 septiembre 2006 - Media release

Las herramientas de INTERPOL se consideran esenciales para la cooperación policial

RÍO DE JANEIRO – Los delegados de la 75a reunión de la Asamblea General han aprobado una serie de medidas destinadas a garantizar que los funcionarios de policía de todo el mundo tienen acceso a los instrumentos más avanzados de lucha contra la delincuencia, con miras a aumentar la cooperación y la eficiencia en ese ámbito.

En este encuentro de cuatro días de duración, celebrado en Río de Janeiro, diversos altos mandos del entorno de la aplicación de la ley, entre los que figuraban jefes de policía de todos los rincones del mundo, aprobaron una serie de medidas, incluido el desarrollo de las investigaciones sobre los delitos relacionados con Internet y el intercambio de información sobre las redes delictivas internacionales que se dedican a la trata de seres humanos.

Otra decisiones esenciales fueron la aprobación del proyecto de creación de la Escuela de INTERPOL contra la Corrupción y el reconocimiento de la necesidad de informar a otros países miembros, por conducto de la Secretaría General de INTERPOL, cada vez que se produzca una evasión de terroristas, presuntos o convictos, o de otros delincuentes que puedan suponer un peligro para la policía y los ciudadanos en cualquier lugar del mundo.

El Presidente de INTERPOL, Jackie Selebi, declaró que es evidente que la Organización está entrando en una nueva fase de su desarrollo, y que las herramientas y la tecnología de que disponen sus Oficinas Centrales Nacionales tienen que ponerse al alcance de los funcionarios de policía de primera línea, de modo que todos los organismos encargados de la aplicación de la ley puedan beneficiarse de la labor realizada por la Organización, y de sus recursos internacionales.

Los delegados también consideraron esencial la alimentación de la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados o perdidos con información periódicamente actualizada, a fin de mantener la eficacia de esta herramienta en el ámbito del control fronterizo.

Por su parte, el Secretario General de INTERPOL, Ronald K. Noble, afirmó que los delincuentes utilizan cada vez más la tecnología para perpetrar todo tipo de delitos y actos terroristas, por lo que es fundamental que INTERPOL, en su condición de organización policial más grande del mundo, realice mayores progresos para combatir este fenómeno.

El Secretario General prosiguió diciendo que la policía puede ahora acceder a los servicios y las bases de datos de INTERPOL con sólo pulsar un botón, y agregó que los funcionarios policiales pueden comprobar instantáneamente si la persona que han detenido es un presunto terrorista o un delincuente, o si un pasaporte ha sido robado, así como determinar los vínculos existentes con otros asuntos registrados en cualquier lugar del mundo.

Asimismo, los delegados acogieron favorablemente la reciente resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por la que se apoya la intensificación de la cooperación con INTERPOL, con objeto de que los comités de la ONU dispongan de “mejores instrumentos para cumplir con mayor eficacia su mandato”, y pidieron al Secretario General, Ronald Noble, que siguiera buscando maneras de fomentar la cooperación entre ambas organizaciones.

INTERPOL creó el año pasado una difusión especial para personas que son objeto de las sanciones impuestas por las Naciones Unidas a Al Qaeda y los talibanes. Ya se han publicado y distribuido a las fuerzas policiales de todo el mundo más de 250 de estas difusiones elaboradas conjuntamente por INTERPOL y la ONU.

La Asamblea General aprobó, asimismo, las solicitudes de adhesión a INTERPOL de Montenegro y San Marino, con lo que estos países se convirtieron en los Miembros 185° y 186° de la Organización.