All news
|
Print
19 septiembre 2006 - Media release

Comienza en Río de Janeiro (Brasil) la Asamblea General de INTERPOL

Una de las prioridades es el acercamiento de los instrumentos de INTERPOL a la policía de primera línea


RÍO DE JANEIRO – La 75a reunión de la Asamblea General de INTERPOL se inició el martes con una serie de llamamientos dirigidos a los países miembros para que tomen las medidas esenciales necesarias con vistas a reforzar espectacularmente la comunicación y la cooperación policiales a escala internacional en el ámbito de la lucha contra el terrorismo y la delincuencia transnacional.

A la cita, de cuatro días de duración, han acudido más de 600 delegados procedentes de 152 países miembros , lo que la convierte en la reunión de la Asamblea General más concurrida de la historia de INTERPOL, que este año conmemora asimismo el 50o aniversario de su Estatuto.

Uno de los temas centrales de la conferencia es la importancia que reviste la utilización de la tecnología más reciente, a fin de garantizar el acceso de los funcionarios de policía que actúan sobre el terreno a instrumentos esenciales para la lucha contra la delincuencia como la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos.

En la reunión se tratarán, entre otros, los siguientes asuntos fundamentales relacionados con la actividad policial: la lucha antiterrorista, la corrupción, los delitos sexuales contra menores perpetrados en línea, el tráfico de personas, la venta de drogas ilícitas a través de Internet y la necesidad de avisar a otros países de las evasiones de reclusos.

Asimismo, se animará a las Oficinas Centrales Nacionales (OCN) de INTERPOL a seguir contribuyendo al éxito y expansión de la base de datos sobre documentos de viaje robados y perdidos, que contiene ya más de 12 millones de registros procedentes de 114 países y ha sido reconocida como un instrumento de vital importancia para impedir la libre circulación de los terroristas.

En su discurso inaugural ante los delegados, el Presidente de INTERPOL, Jackie Selebi, alentó a las OCN a aumentar la accesibilidad a las bases de datos y los servicios de la Organización.

Concretamente, señaló que el acercamiento de los servicios de INTERPOL a la primera línea de la actividad policial y la prestación de un apoyo operativo a los funcionarios que trabajan sobre el terreno son una prioridad para la Organización, e instó a todos y cada de los presentes a utilizar sus OCN como una pasarela para el intercambio de información policial a escala internacional.

Por medio del sistema mundial de comunicación policial protegida de INTERPOL (I-24/7), los países miembros pueden comunicarse unos con otros en tiempo real y acceder directamente a una serie de bases de datos, incluido un dispositivo en línea que permite consultar perfiles de ADN procedentes de todos los rincones del mundo.

En los últimos cinco años, el tamaño de las bases de datos de INTERPOL se ha multiplicado por más de dos y en ellas obra actualmente información sobre más de 10.000 presuntos terroristas, más de tres millones de vehículos robados y más de 40.000 personas buscadas por la justicia a escala internacional.

El Ministro de Justicia de Brasil, Márcio Thomaz Bastos, subrayó asimismo la necesidad de que todos los países participen activamente en la lucha contra la delincuencia transnacional.

El Sr. Bastos declaró que, si bien la cooperación internacional ha sido siempre un instrumento fundamental para combatir la delincuencia, en el contexto mundial actual desempeña una función central, y quizá INTERPOL no haya alcanzado en ningún otro momento de la Historia tal importancia estratégica como la que ahora posee.

La Organización también tiene previsto aprobar las solicitudes de adhesión de Montenegro y San Marino, las repúblicas más joven y más antigua del mundo respectivamente, con las que el número de países miembros aumentará hasta un total de 186.