All news
|
Print
19 septiembre 2005 - Media release

Comienza en Berlín (Alemania) la reunión anual de la Asamblea General de INTERPOL – dos nuevos países se adhieren a la

Organización policial más grande del mundo


BERLÍN – La 74a reunión de la Asamblea General de INTERPOL se inició el lunes con un llamamiento a favor de una mayor cooperación policial internacional y de un mayor uso de los servicios de datos y de comunicación de INTERPOL para combatir el terrorismo y la delincuencia internacional.

A la cita acudieron cerca de 600 delegados del ámbito de la aplicación de la ley procedentes de 154 países miembros , lo que la convierte en la reunión de la Asamblea General más concurrida de la historia de la Organización.

El Presidente de INTERPOL, Jackie Selebi, instó a los delegados a que adoptaran las medidas adecuadas para proporcionar a las fuerzas policiales las herramientas y los procedimientos que necesitan para trabajar eficazmente en un mundo cada vez más peligroso, en el que los delitos y los delincuentes no tienen fronteras.

En su discurso de apertura de la conferencia, el Sr. Selebi señaló que la intensificación de la colaboración y el trabajo combinado entre los países miembros, que se encuentran en las cuatro regiones de INTERPOL, ha redundado en un mayor protagonismo y dinamismo de la Organización. Añadió que las OCN desempeñan un papel operativo crucial en la cooperación policial mundial, por lo que de aprovecharse al máximo todas sus posibilidades se mejorarán los medios para combatir la delincuencia y el terrorismo transnacionales.

La conferencia se centrará en las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL y en su papel en la lucha contra la delincuencia internacional como es el terrorismo, el narcotráfico, la trata de seres humanos y la delincuencia económica y financiera. Asimismo, se informará a los países miembros sobre las novedades acerca de la ampliación de las bases de datos de INTERPOL -sobre ADN, documentos de viaje robados y abusos contra menores publicados en Internet, así como sobre los logros obtenidos gracias a su utilización.

El ministro alemán del Interior, Otto Schily, subrayó la necesidad de fomentar la cooperación policial internacional, y señaló que INTERPOL es una organización indispensable para la represión de la delincuencia a escala mundial. Seguidamente añadió que su moderno sistema de comunicación garantiza que toda la información relacionada con la seguridad se pone a disposición de las autoridades policiales de un modo rápido y seguro.

Jörg Ziercke, Presidente de la Bundeskriminalamt (BKA), la policía federal alemana, señaló que, al igual que los delincuentes organizados y los terroristas, que actúan premeditadamente a través de las fronteras nacionales y más allá de las mismas, a menudo aprovechándose de un modo deliberado de los distintos sistemas jurídicos para conseguir sus fines, las fuerzas del orden deben asimismo adoptar una posición común a escala internacional para combatir tales formas de delincuencia.

Y añadió que INTERPOL es la piedra angular de la comunicación a escala mundial entre las autoridades policiales nacionales, por lo que el objetivo de todos los presentes debe ser que todos los Estados miembros se conecten lo antes posible al sistema I-24/7.

INTERPOL es la mayor organización internacional de policía del mundo y cuenta ahora con 184 países miembros repartidos por los cinco continentes.

Bután y Turkmenistán se han convertido en los últimos miembros de la comunidad de INTERPOL después de que, el primer día de la reunión, los delegados de la Asamblea General aprobarán sus solicitudes de adhesión.

INTERPOL se creó en 1923 para mejorar la cooperación policial internacional. En la actualidad, cuenta con funcionarios procedentes de más de 70 países que trabajan codo con codo en la sede de INTERPOL, sita en Lyon (Francia), y en sus oficinas regionales distribuidas por todo el mundo.

El sistema mundial de comunicación policial de INTERPOL, I-24/7, permite a las fuerzas policiales de todos los países miembros acceder a datos cruciales e intercambiar mensajes de forma inmediata, en el marco de sus investigaciones policiales transfronterizas, o solicitar la detención de fugitivos internacionales.