All news
|
Print
01 octubre 2003 - Media release

La Asamblea General de INTERPOL aprueba la Carta sobre la seguridad de las comunicaciones

BENIDORM (España) - Los delegados presentes en la reunión anual de la Asamblea General han aprobado una nueva Carta sobre la Seguridad muy rigurosa que permitirá utilizar con plena confianza el "I-24/7", el sistema de comunicación policial de INTERPOL basado en la tecnología más avanzada.

Los delegados, llegados a Benidorm desde 157 de los 181 países miembros de INTERPOL, han aprobado una resolución en la que los usuarios de la red I-24/7 se comprometen a respetar una serie de directrices comunes de seguridad con objeto de que el nuevo sistema funcione en condiciones de máxima seguridad.

Con este nuevo sistema la policía podrá distribuir a escala mundial información de importancia crucial, incluidas fotografías, huellas dactilares, perfiles de ADN e incluso vídeos, a los organismos policiales de todos los países miembros de INTERPOL por medio de una red protegida con un potente cifrado.

Por el momento hay 78 países conectados al sistema, basado en la tecnología de Internet, y en junio de 2004 todos los países miembros de INTERPOL estarán en condiciones de utilizarlo.

La confianza es fundamental para que la policía utilice el nuevo sistema de comunicaciones de INTERPOL. Así lo afirmó Stanley Morris, codirector del proyecto I-24/7, quien se declaró convencido de que la nueva Carta sobre la Seguridad contribuirá a crear un entorno más seguro que inspire confianza a todos los usuarios del sistema.

El objetivo principal de la Carta es crear un compromiso colectivo de todos los usuarios para satisfacer unas normas de seguridad reconocidas internacionalmente, y proporcionar a la comunidad de INTERPOL la tranquilidad de saber que se satisfacen dichas normas.

En este documento se disponen los principios que las entidades conectadas (las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL, las oficinas regionales situadas en los países miembros y los organismos policiales que utilizan el sistema) deben esforzarse por respetar en relación con la seguridad de la red, las estaciones de trabajo, y el acceso a los servicios de INTERPOL.

Para ello se deberá designar en cada país miembro a un encargado de la seguridad del sistema, y también se deberá poner en funcionamiento un complejo sistema mundial de contraseñas para acceder a las estaciones de trabajo conectadas a la red I-24/7.

El codirector del proyecto, Stuart Cameron-Waller, declaró que esta colaboración por la seguridad emprendida por la Secretaría General de INTERPOL, las Oficinas Centrales Nacionales y demás usuarios contribuirá a garantizar un entorno totalmente seguro, que es esencial para que la utilización del nuevo sistema I-24/7 resulte fructífera y eficaz.

INTERPOL es la mayor organización internacional de policía del mundo. Fue fundada en 1923 con el objetivo de ayudar a los organismos policiales a luchar contra la delincuencia transfronteriza.