All news
|
Print
22 octubre 2002 - Media release

El Secretario General de la ONU quiere estrechar la cooperación con INTERPOL

"INTERPOL desempeña un papel singular e inestimable en el fomento de la cooperación y la defensa del imperio de la ley en concordancia con los más altos ideales de las Naciones Unidas", afirmó el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, en un mensaje enviado a la Asamblea General de INTERPOL en su 71a reunión, un evento internacional que reúne esta semana a más de 450 altos funcionarios de policía de 139 países miembros en Yaundé (Camerún).

El Secretario General de la ONU afirmó desear "una cooperación todavía más estrecha entre INTERPOL y las Naciones Unidas, y especialmente en el ámbito de la lucha mundial contra el terrorismo".

Cuando se dirigió a la Asamblea General, reunida en sesión plenaria, el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, respondió al mensaje de Kofi Annan declarando que la nueva INTERPOL está ahora preparándose sin tregua para hacer frente no sólo al terrorismo, sino también a todas las amenazas graves generadas por la delincuencia que exijan una reacción a escala mundial que sea pronta, coordinada y global.

Ronald Noble añadió que a lo largo del último año él y su equipo han dado una nueva estructura y una nueva orientación a la Secretaría General de INTERPOL, basándose en la experiencia que han extraído de la lucha contra el terrorismo. Han puesto en práctica una nueva configuración y unas nuevas directrices, y, en este proceso, han demostrado una y otra vez que INTERPOL ya no es la misma que era antes del 11 de septiembre de 2001.

El Sr. Noble afirmó que la nueva INTERPOL está ganando fuerzas de día en día. Ahora es más dinámica, está más alerta y, lo que es más importante, más atenta a las necesidades de sus numerosos países miembros.

Al saludar a la Asamblea General de INTERPOL, el Secretario General de la ONU calificó a INTERPOL de "primera organización internacional encargada de hacer frente a la delincuencia organizada transnacional, el tráfico de drogas, la corrupción y el terrorismo, y de ayudar a sus países miembros a mejorar la eficacia de sus actividades de lucha contra la delincuencia", y declaró que, como tal "contribuye diariamente y de forma concreta a nuestro objetivo común, que consiste en mejorar la seguridad y proteger los derechos humanos de todos los ciudadanos".

Kofi Annan recordó que la ONU "ha dedicado muchos años a la definición de unas normas universales sobre el respeto de la ley y la mejora de los sistemas de justicia penal. Este esfuerzo se sustenta en la convicción de que la justicia sólo será duradera si hay unos servicios policiales profesionales que actúen con imparcialidad, justicia, integridad y en defensa del interés de los ciudadanos, dentro de un respeto riguroso y absoluto de los derechos humanos fundamentales".