Back
|
Print

Ronald K. Noble

La eficacia de INTERPOL, entidad mundial que reúne a los servicios de policía de 190 países miembros, depende de su rigurosidad, imparcialidad y capacidad de respuesta. Y depende asimismo de su Secretario General, que está entregado a su trabajo y goza del firme respaldo del Comité Ejecutivo, los jefes de policía y las Oficinas Centrales Nacionales, y que se esfuerza continuamente por mejorar las herramientas y los servicios que INTERPOL proporciona a los organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo.

Firme respaldo del Comité Ejecutivo y de las Oficinas Centrales Nacionales

Elegido por primera vez el 3 de noviembre de 2000 por la Asamblea General de INTERPOL a la edad de 44 años, Ronald K. Noble se convirtió en el Secretario General más joven de la historia de INTERPOL. En 2010, tras un segundo mandato coronado con éxito, fue reelegido por abrumadora mayoría para un tercer mandato de cinco años.

Creación de herramientas técnicas avanzadas para las Oficinas Centrales Nacionales

La capacidad de comunicación es fundamental en el trabajo policial, y especialmente a escala internacional. Bajo la dirección del Sr. Noble, INTERPOL ha creado una red mundial de comunicación policial protegida, denominada I-24/7, que es la primera del mundo en su género. Esta red permite a las Oficinas Centrales Nacionales de todos los países miembros intercambiar información en tiempo real y acceder a las herramientas y servicios de INTERPOL. Habiendo reconocido la existencia de un vacío importante en materia de seguridad fronteriza, Ronald K. Noble fue el promotor de la creación de la única base de datos de ámbito mundial sobre documentos de viaje robados y perdidos que existe en la actualidad y de las herramientas técnicas MIND y FIND, que sirven para poner las bases de datos de INTERPOL, entre ellas la ya mencionada, directamente en manos de los agentes que trabajan en primera línea. La Organización ha intensificado su apoyo a los países miembros en materia de investigación y de policía científica al crear bases de datos mundiales sobre presuntos terroristas, perfiles de ADN y huellas dactilares.

Mayor apoyo operativo para afrontar los retos de la delincuencia del siglo XXI

En la última década hemos sido testigos del aumento del terrorismo y de la aparición de nuevos delitos cometidos con ayuda de Internet. INTERPOL ha avanzado al ritmo de estos cambios y ha creado el Centro de Mando y Coordinación, operativo las 24 horas del día; asimismo, ha enviado más de 170 equipos especializados a los países miembros para ayudarles a hacer frente a atentados terroristas, crisis apremiantes, acontecimientos de gran envergadura e identificación de víctimas de catástrofes –como tras el maremoto en Asia-. Al contar con una mayor capacidad operativa, INTERPOL ha llevado a cabo muy fructíferas operaciones internacionales contra pederastas, prófugos peligrosos y criminales de guerra, y ha prestado su apoyo en investigaciones de gran envergadura sobre grupos de delincuencia organizada transnacional. 

Labor de comunicación

Desde su nombramiento como Secretario General, el Sr. Noble ha visitado 190 países miembros para conocer de primera mano las preocupaciones de los Jefes de las Oficinas Centrales Nacionales, así como de los dirigentes gubernamentales y de los altos funcionarios policiales. Bajo su mandato INTERPOL ha vivido un periodo de crecimiento sin precedentes, y en la actualidad cerca de 90 nacionalidades se encuentran representadas en su Secretaría General y en sus oficinas repartidas por todo el mundo. En el último decenio la Organización ha abierto más Oficinas Regionales y también dos oficinas de enlace, una ante las Naciones Unidas y otra ante la Unión Europea. Asimismo, ha obrado por el establecimiento de vínculos más fuertes con la Unión Africana, la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental, la Comunidad de Estados Independientes, la Organización de Estados Americanos y otros organismos regionales. El actual Secretario General ha reforzado el estatus jurídico y la relevancia de INTERPOL ante las Naciones Unidas mediante la creación de la Notificación Especial en colaboración con el Consejo de Seguridad de la ONU, y mediante el reconocimiento de una función más relevante de la policía en las operaciones de mantenimiento de la paz.

Una fortaleza que radica en la neutralidad

El actual Secretario General ha demostrado un cumplimiento riguroso del Estatuto de INTERPOL, en particular de su artículo 3, que prohíbe a la Organización toda actividad o intervención en cuestiones o asuntos de carácter político, racial, religioso o militar. Habiendo reconocido el peligro que podría suponer dejar a algún país fuera de la lucha contra la delincuencia transnacional, ha velado por que todos los países miembros, incluidos los que son objeto de sanciones internacionales, estén conectados a la red mundial de comunicación policial de la organización que dirige. Bajo su dirección, INTERPOL cumplió la decisión adoptada por sus países miembros europeos de celebrar su conferencia regional de 2006 a pesar de las inquietudes y las críticas de algunos países miembros. Fundándose en la reputación de imparcialidad de la Organización, un país miembro pidió a INTERPOL ayuda técnica amplia y transparente para determinar si los ordenadores y los equipos informáticos decomisados en un campamento de terroristas habían sido manipulados.

Preparación para el futuro

Para seguir siendo reactiva frente a las necesidades de la policía de sus países miembros, INTERPOL seguirá construyendo su futuro sobre los cimientos sentados estos últimos 10 años. Se esforzará por mejorar la operabilidad y ampliar el ámbito de sus bases de datos con la introducción de innovaciones como el sistema I-link, a fin de prestar servicio a más funcionarios de primera línea situados en más lugares. Marcará la pauta en la innovación en materia de documentos de seguridad a través del Documento de Viaje de INTERPOL, actualmente en proceso de creación, que servirá para facilitar el importante trabajo de sus funcionarios. Mediante una planificación estratégica más precisa, la Organización seguirá concibiendo soluciones de última tecnología pero eficientes en términos de costes para luchar contra los problemas de delincuencia más acuciantes en la actualidad. La creación del Complejo Mundial de INTERPOL en Singapur, en el que se centrarán las labores de lucha contra la delincuencia informática, de capacitación y de concepción de métodos avanzados para la identificación de delitos y delincuentes, servirá para colocar a la Organización en una posición preeminente desde la que podrá aprovechar las oportunidades que surjan en cualquier parte del mundo.

Trayectoria profesional en el ámbito de la aplicación de la ley y formación académica

Antes de ser elegido Secretario General, Ronald K. Noble tenía a su cargo cuatro de los ocho grandes organismos de aplicación de la ley que había entonces en Estados Unidos: el servicio secreto, el servicio de aduanas, la oficina de alcohol, tabaco y armas de fuego, y la división de investigación criminal del servicio de impuestos internos. Comenzó su carrera en el ámbito de la aplicación de la ley como fiscal federal especializado en casos de delincuencia organizada, tráfico de drogas, fraude y corrupción. Todos los juicios en los que participó concluyeron con la condena de los acusados. El Sr. Noble es, asimismo, profesor titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York. Posee un Doctorado en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad de Stanford (Estados Unidos), y una Licenciatura en Economía y Administración Empresarial por la Universidad de New Hampshire (Estados Unidos). Además de su lengua materna, el inglés, habla francés, español y alemán.

Ronald K. Noble, current Secretary General of INTERPOL

Secretary General

About the post of Secretary General