Back
|
Print

Historia

Comisión de Control de los Ficheros de INTERPOL

Orígenes

La Comisión de Control de los Ficheros de INTERPOL (en adelante denominada la Comisión) nació cuando la Organización renegoció su Acuerdo de Sede con el Gobierno de la República Francesa. En ese momento se encontró una solución al problema de los ficheros de INTERPOL.

El problema

Las autoridades francesas sostenían que la Ley del 6 de enero de 1978 sobre tecnología de la información, ficheros y libertades era aplicable a los datos nominales registrados en los locales de INTERPOL, situados entonces en Saint-Cloud (Francia). Por ello, el Gobierno francés mantenía que los particulares debían tener acceso a los datos que les concernieran, derecho que podría ser ejercido a través de la Commission Nationale de l'Informatique et des Libertés (comisión francesa sobre informática y libertades), creada en aplicación de la mencionada ley y facultada para supervisar los ficheros informatizados existentes en Francia.

INTERPOL arguyó que la citada ley no debía aplicarse a la información policial tratada por la Secretaría General por dos razones:

  • la información enviada por los países miembros no pertenece a INTERPOL, que actúa meramente como depositario de la misma;
  • la aplicación de la Ley de 1978 a los ficheros que INTERPOL tenía en Francia podía entorpecer la cooperación internacional, ya que algunos países preferirían no transmitir información policial que pudiera ser revelada a organismos franceses.

La solución

Evidentemente ambas partes se jugaban mucho en ese trance. Francia no quería reforzar el estatus de INTERPOL en su territorio sin tener garantías respecto al tratamiento de datos personales protegidos por la Ley de 1978, y la Organización deseaba asegurarse la buena marcha de la cooperación policial internacional por conducto de ella.

Estos objetivos encontrados se reconciliaron mediante el compromiso de ambas partes de proteger los datos, tanto para favorecer la cooperación policial internacional (Francia es miembro de INTERPOL) como para salvaguardar los derechos de las personas (el artículo 2 del Estatuto de INTERPOL estipula que la Organización actúa en el espíritu de la Declaración Universal de Derechos Humanos).

El 3 de noviembre de 1982 se oficializó el arreglo mediante la firma de un nuevo Acuerdo de Sede entre la República Francesa e INTERPOL, que entró en vigor el 14 de febrero de 1984, y se acompañó de un Intercambio de Notas Oficiales. Estos textos constituyen la base del sistema de control de los ficheros de INTERPOL.

Al firmar dicho instrumento, Francia accedía a no aplicar la Ley de 1978 a los ficheros de INTERPOL. Asimismo, el Acuerdo garantiza la inviolabilidad de los archivos y de la correspondencia oficial de INTERPOL (artículos 7 y 9 del Acuerdo de Sede), y prevé el control de sus ficheros no por una comisión de control nacional, sino por un órgano independiente (artículo 8).

Creación

De conformidad con el Intercambio de Notas Oficiales entre INTERPOL y las autoridades francesas, por el que se invita a INTERPOL a crear una comisión de control y a definir su función, la Organización aprobó en 1982 el Reglamento relativo a la Cooperación Policial Internacional y al Control Interno de los Ficheros de la OIPC–INTERPOL.

La finalidad de este reglamento, tal como se estipula en su artículo 1(2), es “… proteger contra cualquier abuso las informaciones de policía tratadas y comunicadas en el seno del sistema de cooperación policial internacional establecido por la OIPC-INTERPOL, con vistas sobre todo a prevenir cualquier atentado contra los derechos de las personas”. Este texto sirvió de fundamento para la creación de la Comisión. Posteriormente fue sustituido por el Reglamento sobre el Tratamiento de Información para la Cooperación Policial Internacional (RTI) y por el Reglamento sobre el Control de la Información y el Acceso a los Ficheros de INTERPOL (RCI).

Estatus

El octubre de 2008 la Comisión reforzó su estatus jurídico y su posición dentro de la Organización.