Back
|
Print

Acceso a los ficheros de INTERPOL

Comisión de Control de los Ficheros de INTERPOL

El tratamiento de las solicitudes de acceso a los ficheros de INTERPOL se lleva a cabo de conformidad con las Normas de Funcionamiento de la Comisión.

Acceso libre y gratuito

El acceso a los ficheros de INTERPOL es gratuito y libre, es decir, cualquier persona puede solicitar el acceso a ellos sin temor a que su solicitud sea utilizada en interés de la cooperación policial y judicial internacional (véase el punto 4.3.1 del Informe de Actividades de la Comisión del año 2002). Los ficheros de la Comisión son confidenciales y las solicitudes de acceso a ellos no se registran en los ficheros de INTERPOL. No obstante, es posible que la Comisión se vea obligada a comunicar ciertos datos a la Secretaría General de INTERPOL o a las Oficinas Centrales Nacionales para que determinada solicitud pueda ser tratada.

Por otra parte, la Comisión solo podrá garantizar la confidencialidad de la información transmitida por los solicitantes si esta se le remite directamente por correo postal (véase el apartado Contactar con la Comisión).

Presentación de solicitudes

De conformidad con el artículo 8 dde las Normas de Funcionamiento, la Organización transmitirá a la Comisión las solicitudes de acceso a los ficheros de INTERPOL que reciba, aun cuando no vayan dirigidas a la Comisión.

No obstante, a fin de acelerar y facilitar el tratamiento de las solicitudes, y para que estas sean admisibles, se deberá rellenar un formulario específico (ver enlace más abajo) y a continuación enviar las solicitudes a la Comisión por correo postal, con arreglo a las instrucciones que figuran en el formulario.

> Rellene el formulario para solicitar el acceso a los ficheros de INTERPOL

Observaciones

  • La Comisión solo se considera requerida cuando recibe una solicitud de acceso a los ficheros de INTERPOL. No es el caso cuando en una solicitud dirigida a una Oficina Central Nacional se añaden las palabras: “Con copia para la Secretaría General – Lyon”.
  • La Comisión solo recibe a los solicitantes o a sus representantes debidamente apoderados en casos excepcionales, cuando, tras examinar el expediente pertinente, estima que se justifica la entrevista.

Admisibilidad de las solicitudes

Antes de tratar una solicitud, la Comisión examina su admisibilidad atendiendo tanto al derecho del solicitante a acceder a los ficheros cuya consulta solicita como a los documentos que aporta.

Como consta en el artículo 10 de sus Normas de Funcionamiento y en el formulario de solicitud de acceso, “[s]e considerará que la solicitud es admisible si cumple las condiciones siguientes:

  1. debe haber sido comunicada a través de una carta original firmada por el solicitante donde este explique su propósito;
  2. debe estar redactada en una de las lenguas oficiales de la Organización;
  3. debe estar presentada por la persona interesada, por su representante debidamente constituido o bien por su representante legal;
  4. si está presentada por un representante debidamente constituido de la persona objeto de la solicitud, deberá llevar adjuntado un poder (documento original) firmado por la persona interesada, por el que esta autoriza a su representante a acceder a la información sobre ella que pueda estar registrada en los ficheros de INTERPOL;
  5. si está presentada por el representante legal de la persona objeto de la solicitud, deberá llevar adjuntado un documento que lo justifique;
  6. deberá venir acompañada de la fotocopia de un documento de identidad de la persona objeto de la solicitud, a fin de poder determinar su identidad con precisión”.

Las solicitudes que se ciñen al acceso a los ficheros de la Organización no tienen necesariamente que estar motivadas. Sin embargo, en el caso de las solicitudes de eliminación o corrección de la información que pueda figurar en tales ficheros, los solicitantes deberán aportar todos los elementos necesarios para sustentar su petición (véase el punto “Información adicional” del formulario de solicitud de acceso a los ficheros de INTERPOL).

Nota: La Comisión ha declarado inadmisibles una solicitud presentada por el director gerente de una empresa que deseaba obtener información sobre un miembro de su Consejo de Administración y otra que tenía por objeto la mediación entre dos OCN.

  1. La Comisión decide sobre la admisibilidad de una solicitud a la mayor brevedad posible, por lo general en la reunión inmediatamente posterior a la recepción de dicha solicitud, a menos que necesite información adicional para determinar su admisibilidad.
  2. Si transcurrido el plazo determinado por la Comisión no se ha recibido la información adicional solicitada, la solicitud es archivada directamente.
  3. El archivo de la solicitud no impide su examen si la información se recibe posteriormente.
  4. Sin perjuicio de lo expuesto en el punto 2), la Comisión informa al solicitante de la admisibilidad de su solicitud dentro del mes siguiente a la fecha de su decisión. Si la Comisión considera inadmisible la solicitud, motivará tal decisión.

Acceso directo o indirecto a los ficheros

La norma general es el acceso indirecto de los solicitantes a los ficheros de la Organización (artículo 6 del Intercambio de Notas Oficiales entre INTERPOL y la República Francesa).

Este acceso es indirecto en virtud del principio de soberanía nacional que rige la cooperación policial internacional por conducto de INTERPOL. Con arreglo a dicho principio, los países miembros son los propietarios de la información que comunican a INTERPOL, y, por lo tanto, a ellos corresponde autorizar su divulgación a terceros.

No obstante, existen excepciones a dicho principio. El acceso a información en poder de la Organización se convierte en directo cuando:

  • El solicitante presenta una prueba de que conoce la información que figura en los ficheros de la Organización.
  • La entidad de la que procede originalmente la información sobre el solicitante registrada por la Organización (generalmente una OCN) acepta que dicha información sea comunicada al solicitante. De este modo, la responsabilidad de la comunicación recae en la fuente de la información. Conviene señalar que esta norma se aplica también cuando se trata de comunicar al solicitante que en los ficheros de INTERPOL no hay ninguna información sobre él.
  • La información ha pasado a ser de dominio público. Si la persona a la que se refiere la solicitud es objeto de una información que figura en la zona de acceso público del sitio web de INTERPOL, y que por lo tanto se considera de dominio público, la Comisión hará llegar al solicitante una copia de dicha información.

En el Informe de Actividades de la Comisión del año 2002 (punto 4.4.5) se detallan otras excepciones al principio de acceso indirecto.

Respuesta a los solicitantes

Tal como se ha indicado anteriormente, y de conformidad con el artículo 18.3 de sus Normas de Funcionamiento, la Comisión está obligada a responder al solicitante, salvo cuando sus solicitudes sean manifiestamente abusivas (véase también el artículo 9 (d) del RCI).

Para apreciar el carácter abusivo de las solicitudes presentadas, la Comisión atenderá, en particular, a su número o a su carácter repetitivo.

Los solicitantes solo tienen derecho a acceder a los ficheros de INTERPOL de manera indirecta. A falta de la debida autorización para la divulgación de la información por parte del país concernido por la solicitud, la Comisión informará a los solicitantes de que ella no está autorizada ni a comunicarles si en los ficheros de la Organización hay datos sobre ellos, ni a permitirles el acceso a los datos que puedan existir. Simplemente, les notificará que se han realizado tales verificaciones.

Pero si el país en cuestión autoriza la divulgación, la Comisión comunicará al solicitante la información de que se trate.

No obstante, la Comisión puede no aplicar este principio y comunicar al solicitante, previo acuerdo de la OCN interesada, que en los ficheros de INTERPOL hay, o no hay, información sobre su persona. La Comisión también puede confirmarle la existencia de tal información si, a través de una fuente autorizada, el solicitante ha sabido que la información consta en dichos ficheros.

La Comisión se reserva el derecho de remitir al solicitante a las autoridades nacionales que puedan dar respuesta a su petición.

En algunos casos la Comisión puede tener que explicar a un solicitante cuáles son los cometidos exactos de la Secretaría General y de la Comisión. Por ejemplo, a menudo debe precisar que la Secretaría General está obligada a verificar la validez de los hechos imputados, y no su exactitud. Asimismo, puede tener que explicar al solicitante que no es competencia de ella prestar asistencia en relación con las solicitudes de visado, ni expedir certificados de buena conducta.

Por último, la Comisión puede reexaminar la solicitud en caso de necesidad, siempre y cuando se cumplan las siguientes condiciones (artículo 19 de las Normas de Funcionamiento):

  1. El solicitante solo podrá pedir a la Comisión que reconsidere una solicitud si esta nueva petición se fundamenta en el descubrimiento de un hecho que probablemente hubiese dado lugar a una conclusión distinta si se hubiese conocido durante el tratamiento de la solicitud.
  2. La Comisión considerará la conveniencia de transmitir a la Secretaría General la solicitud de reconsideración y fijará un plazo para que esta le comunique sus comentarios sobre la solicitud.
  3. La Secretaría General deberá motivar la opinión que comunique a la Comisión.
  4. La Comisión podrá decidir si reconsidera la solicitud después de conocer la opinión de la Secretaría General en la que esta precise su postura, o tras haber vencido el plazo que ella misma haya fijado.
  5. La Comisión informará a la Secretaría General de su decisión. En caso de discrepancia entre ambos órganos, la Comisión deberá explicar su decisión.
  6. Asimismo, la Comisión deberá informar de su decisión al solicitante.