Back
|
Print

El Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación

El Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación (CMII) es un centro puntero de investigación y desarrollo dedicado a la detección de delitos y la identificación de delincuentes, así como a la formación innovadora, el apoyo operativo y el establecimiento de alianzas.

El CMII, que se encuentra en Singapur, sirve de complemento a la Secretaría General, sita en Lyon (Francia), y potencia la presencia de la Organización en Asia.

Está albergado en un edificio dotado de la tecnología más avanzada y que cumple las normas más estrictas en materia de medio ambiente.

Los fenómenos delictivos están cambiando

Las fuerzas policiales de todo el mundo se enfrentan a un entorno operativo cada vez más complejo, ya que los delincuentes se aprovechan de las nuevas tecnologías, la facilidad de los desplazamientos internacionales y el anonimato que ofrece el mundo del comercio virtual.

Los fenómenos delictivos presentan un carácter cada vez más agresivo e inaprensible, especialmente en el ámbito de la ciberdelincuencia y la explotación sexual de niños.

El futuro de la labor policial

Para la policía es esencial ir un paso por delante de los delincuentes. En el mundo actual esto solo es posible si los funcionarios de las fuerzas del orden pueden acceder en tiempo real a datos que se encuentran más allá de sus fronteras nacionales.

La era digital ha generado una gran diversidad de nuevas oportunidades para las fuerzas policiales, al ofrecer canales de comunicación protegida y un acceso inmediato a los datos policiales. La innovación debe convertirse en nuestro mejor aliado.

Defensa de la innovación

El Complejo Mundial trasciende el modelo tradicional de aplicación de la ley basado en la reacción. Este nuevo centro, que permite la investigación preventiva de nuevos ámbitos y la aplicación de las técnicas de formación más modernas, tiene como finalidad dotar a las fuerzas policiales de todo el planeta de las herramientas y capacidades que necesitan para hacer frente a los desafíos, cada vez más ingeniosos y complejos, que plantean los delincuentes.

Los tres componentes principales del Complejo Mundial son los siguientes:

Seguridad digital

  • Fomento de la ciberseguridad y lucha contra la ciberdelincuencia;
  • Un laboratorio forense encargado de prestar apoyo a las investigaciones sobre delincuencia digital;
  • Investigación destinada a probar protocolos, herramientas y servicios, y a analizar las tendencias de los ciberataques;
  • Elaboración de soluciones prácticas en colaboración con la policía, los laboratorios de investigación, el mundo académico y los sectores público y privado;
  • Estudio de cuestiones tales como la gobernanza de la seguridad de Internet.

Capacitación y formación

  • Investigación sobre formación y metodología, y aplicación de esa investigación a las actividades policiales sobre el terreno;
  • Programas de formación de tres tipos (presencial, sobre el terreno y en línea) para las Oficinas Centrales Nacionales;
  • Formación sobre lucha contra la corrupción, particularmente en el ámbito del deporte;
  • Normas de calidad y acreditación.

Apoyo operativo y ayuda a la investigación