All news
|
Print
27 enero 2010 - Media release

INTERPOL encomia el éxito de la operación STORM en el Sureste Asiático, que ha permitido desarticular el tráfico de productos médicos falsos

YOGYAKARTA (Indonesia) – Una operación policial realizada conjuntamente por varios países y dirigida contra la fabricación y distribución de medicamentos falsos en el Sureste Asiático, ha dado lugar a la detención de más de 30 personas y al decomiso de 20 millones de fármacos falsos e ilegales (antibióticos, antipalúdicos, anticonceptivos, sueros antitetánicos, aspirinas y medicamentos para tratar la disfunción eréctil, entre otros). Además, esta operación ha permitido cerrar más de 100 farmacias y puntos de venta  ilícitos de medicinas.

La operación STORM II tuvo lugar entre julio y noviembre de 2009 en el marco del Grupo Especial Internacional contra la Falsificación de Productos Médicos (IMPACT, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estuvo coordinada por INTERPOL y contó con el apoyo de la Oficina Regional para el Pacífico Occidental de la OMS. Asimismo, ha proporcionado una plataforma para la colaboración de las autoridades policiales, los servicios de aduanas y los organismos reguladores en materia de fármacos de ocho países (Camboya, China, Indonesia, Laos, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam), así como de las organizaciones internacionales y empresas del sector privado.

Gracias a las medidas específicas y coordinadas que se han adoptado, se ha podido detener al menos a 33 personas y cerrar más de 100 farmacias y puntos de venta de fármacos ilegales. Se han decomisado más de 12 millones de comprimidos y otros productos médicos como píldoras, botellas y sobres, y casi 8 millones de comprimidos de otros fármacos ilícitos (caducados, no registrados o desviados). Las investigaciones forenses fueron realizadas con el apoyo de la Autoridad de Singapur en materia de Ciencias de la Salud y de la Counterfeit Drug Forensic Investigation Network (CODFIN, red de investigaciones forenses en materia de medicamentos falsos), que consiste en una red de laboratorios financiados por la Gates Foundation

“Quisiera dar las gracias a los países participantes, cuyo compromiso ha asegurado el éxito de la operación STORM II para combatir el peligro que los medicamentos falsos representan para los ciudadanos”, declaró el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble. “Ello demuestra que la colaboración entre los sectores público y privado, y las medidas internacionales conjuntas son cruciales para lograr combatir eficazmente el tráfico de medicamentos falsos”.

En cuanto a la decisión de los países participantes de crear una red STORM en la región, en colaboración con la Oficina Regional para el Pacífico Occidental de la OMS, a fin de mejorar y diseñar actuaciones conjuntas encaminadas a combatir regularmente la falsificación, el Sr. Noble añadió: “Esta respuesta coordinada es de la máxima importancia cuando la mundialización y las nuevas tecnologías suponen el desarrollo y el aumento de unos métodos de producción y distribución de  medicamentos falsos que trascienden las fronteras, lo que pone aún más en peligro la salud y la vida de los ciudadanos”.

Se ha efectuado un seguimiento del informe final de la operación en un curso de dos días, impartido en Yakarta el 25 y el 26 de enero por INTERPOL y el grupo IMPACT, que ha contado con las aportaciones del sector privado y con la presencia de más de 40 participantes de la policía de Indonesia, los servicios de aduanas, los organismos reguladores  y representantes del Ministerio de Justicia de este país.

“El problema de la falsificación de productos médicos se debe gestionar más allá de los sectores sanitarios, puesto que se trata de actividades delictivas que es preciso combatir mediante la intervención de todos los componentes del sistema de justicia penal, como la policía, los tribunales, las aduanas y las autoridades nacionales reguladoras”, señaló en la ceremonia de inauguración del curso Dra. Kustantinah, Jefa del organismo indonesio que se ocupa del control de los medicamentos y los alimentos.

Los resultados de la operación STORM II han coincidido con el anuncio de INTERPOL de crear una nueva estructura, la Unidad contra la Falsificación de Productos Médicos y los Delitos Farmacológicos, cuyo cometido principal es prestar apoyo al programa IMPACT de la OMS en la lucha contra otros delitos farmacológicos como la venta por Internet de medicamentos falsos.

La Jefa de esta nueva unidad, Aline Plançon, que también se encarga de codirigir los trabajos de INTERPOL y el grupo IMPACT en materia de aplicación de la ley, declaró que la creación de esta nueva estructura supone un paso adelante en la labor internacional para “aprovechar los esfuerzos conjuntos y combinados a escala mundial encaminados a desmantelar las redes de delincuencia transnacional que están detrás del grave problema que suponen los medicamentos falsos”.