All news
|
Print
28 octubre 2009 - Media release

INTERPOL publica un aviso a escala mundial sobre un niño belga desaparecido

LYON (Francia) – INTERPOL ha publicado una notificación amarilla –aviso internacional sobre una persona desaparecida– tras la desaparición de un niño belga cerca de la frontera francobelga.

El niño, que responde al nombre de Younes Jratlou y tiene cuatro años, desapareció el domingo por la noche en el término municipal de Comines-Warneton (Bélgica), aledaño a la frontera francesa.

La notificación amarilla se publicó a petición de la Oficina Central Nacional de INTERPOL (OCN) en Bruselas y se envió a los 188 países miembros de INTERPOL. Dirige la investigación la unidad de desaparecidos de la policía federal belga, que ha desplegado numerosos efectivos para hallar el paradero del menor.

“En tales casos de desaparición de personas es especialmente importante que el aviso y toda la información conexa se comuniquen lo antes posible, no solo a escala local o regional, sino también internacionalmente, a fin de multiplicar al máximo las posibilidades de encontrar al desparecido,” declaró el Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL, Jean-Michel Louboutin.

“Así pues, aplaudimos la prontitud con la que las autoridades belgas han contribuido a alertar a la comunidad internacional, lo que no puede sino favorecer la investigación sobre la desaparición de este niño,” añadió el Sr. Louboutin.

Las notificaciones amarillas de INTERPOL sirven para ayudar a localizar a personas desaparecidas, especialmente menores, o a descubrir la identidad de personas incapaces de identificarse a sí mismas.

El Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL, activo las 24 horas del día y situado en la sede de la Secretaría General de la Organización, que se encuentra en Lyon (Francia), tratará con alta prioridad toda la información que le vaya llegando sobre el caso, y se mantendrá en contacto permanente con la OCN de Bruselas, con miras a garantizar la comunicación y explotación inmediata de todo dato de identificación esencial que se reciba.

Según la descripción recibida, el niño desaparecido mide 1,10 metros y es de complexión normal. Tiene los ojos castaños y el cabello negro y rizado.

Se ruega a toda persona que disponga de información sobre este asunto se ponga en contacto con la policía de su localidad y con las autoridades belgas.