All news
|
Print
26 febrero 2013 - Media release

INTERPOL pone en marcha el proyecto SCALE para combatir los delitos pesqueros

LYON (Francia) – INTERPOL ha puesto en marcha el proyecto SCALE, una iniciativa mundial destinada a detectar, reprimir y combatir los delitos pequeros que suponen un coste estimado anual de 23.000.000.000 USD para la economía mundial y están relacionados con otras formas de delincuencia transnacional grave, como la corrupción, el blanqueo de capitales, la trata de personas y el narcotráfico.

Este proyecto está financiado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega, el organismo noruego para la cooperación al desarrollo (NORAD) y la ONG The Pew Charitable Trusts. En el marco de esta iniciativa, además de concienciar sobre los delitos pesqueros, se coordinarán operaciones encaminadas a luchar contra este tipo de actividades delictivas, desmantelar las rutas de tráfico y armonizar los esfuerzos en materia de aplicación de la ley a escala nacional y regional.

El proyecto fue presentado en la Conferencia Internacional de INTERPOL sobre Aplicación de la Ley en materia de Delitos Pesqueros, que tuvo lugar el 26 de febrero en la sede de la Secretaría General de esta organización, sita en Lyon. El Director Ejecutivo de Servicios Policiales, Jean-Michel Louboutin, afirmó que dicho proyecto permitirá “estrechar el cerco a los delincuentes que se dedican a explotar los recursos naturales del planeta”.

“Gracias a la red mundial de INTERPOL y a sus bases de datos, se puede intercambiar información sobre delitos pesqueros y reaccionar en tiempo real, a la vez que impartir formación esencial con miras a garantizar que los funcionarios que trabajan sobre el terreno disponen de los conocimientos especializados necesarios”.

“No se puede combatir la delincuencia transnacional sin apoyos y alianzas; INTERPOL colaborará en el marco de este proyecto con todas las partes interesadas, es decir, organismos encargados de la aplicación de la ley, ONG y el sector privado, a fin de proporcionar una respuesta colectiva y unificada frente a los delitos pesqueros”, añadió Jean-Michel Louboutin.

En su discurso ante 200 participantes procedentes de 63 países, el ex Presidente de Costa Rica, José María Figueres, puso  de relieve la necesidad de una mayor gobernanza para combatir la pesca ilícita.

“El proyecto SCALE, dirigido por INTERPOL, es un gran paso adelante para identificar, reducir y esperemos que también frenar la pesca ilícita al tratar desde un punto de vista amplio este fenómeno delictivo”, señaló José María Figueres, Co-Presidente de la Comisión Océano Mundial.

“La pesca ilícita es un problema para el que hay soluciones científicas y prácticas de sobra, pero necesitamos desarrollar la voluntad política”, añadió el Sr. Figueres.

Arne Benjaminsen, Secretario General del Ministerio de Pesca y Asuntos Costeros de Noruega, afirmó: “El proyecto SCALE es una iniciativa única y, dadas las relaciones de la delincuencia transnacional con la pesca ilícita, estoy convencido de la necesidad de que INTERPOL participe para combatir este problema mundial”.

Y añadió: “Es la primera vez en la historia que se abordan a escala mundial los delitos pesqueros transnacionales y ello pone de relieve la necesidad de una cooperación internacional para investigar los aspectos delictivos relacionados con la pesca ilícita”.

“Preservar los mares de la pesca ilícita equivale a la última caza del búfalo”, afirmó Josh Reichert, Vicepresidente Ejecutivo de Pew Charitable Trusts. “Esta conferencia y el proyecto SCALE son una parte esencial de nuestro planteamiento para crear un sistema mundial encaminado a frenar los delitos pesqueros y constituye el principio de los nuevos esfuerzos de la comunidad internacional para reducir significativamente la pesca ilícita”.

Además de la socavar la conservación de los recursos naturales, los delitos pesqueros amenazan la seguridad alimentaria y la subsistencia, y pueden llegar a desestabilizar regiones costeras vulnerables. Entre las actividades ilícitas que se llevan a cabo se puede mencionar la recogida de especies prohibidas, así como la pesca fuera de temporada, por encima de los límites fijados o realizada sin la autorización correspondiente.

“Como ocurre con todos los tipos de delitos contra el medio ambiente, resulta esencial concienciar a los organismos encargados de la aplicación de la ley y a los gobiernos, a fin de velar por que se apliquen las leyes adecuadas que permitan a la policía tomar las medidas necesarias”, explicó David Higgins, Jefe del Programa de INTERPOL sobre Delitos contra el Medio Ambiente.

“El proyecto SCALE es el más reciente de los esfuerzos constantes que INTERPOL lleva a cabo para prestar apoyo a sus países miembros a fin de permitirles combatir con más eficacia los delitos contra el medio ambiente, sin importar dónde se perpetren”, añadió David Higgins.

Este proyecto permitirá reunir y analizar toda clase de información sobre cualquier tipo de delito relacionado con la pesca ilícita, como la evasión fiscal y de aranceles aduaneros, y para apoyarlo se creará un grupo de trabajo sobre delitos pesqueros y grupos de trabajo nacionales sobre seguridad medioambiental.