All news
|
Print
20 octubre 2011 - Media release

INTERPOL y la Corte Penal Internacional instan a Saif Al-Islam Gadafi a entregarse y hacen un llamamiento para su traslado seguro a La Haya

La muerte del coronel Gadafi aumenta la presión sobre el prófugo, que es objeto de una notificación roja


LYON (Francia) – Tras la confirmación de la muerte del coronel Gadafi anunciada por el Consejo Nacional de Transición libio, INTERPOL y la Corte Penal Internacional (CPI) han hecho un llamamiento para que Saif Al-Islam Gadafi se entregue. Ambas instituciones se coordinarán con los países miembros de INTERPOL para lograr su traslado seguro a La Haya, donde es buscado por crímenes contra la humanidad -entre ellos asesinato y persecución-.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, y el Fiscal Jefe de la CPI, Luis Moreno Ocampo, han instado hoy al hijo del ex líder de Libia a entregarse, y a las autoridades nacionales del país donde se oculta a que garanticen y faciliten su traslado en condiciones seguras a los Países Bajos, donde deberá comparecer ante la justicia.

“Tras los intercambios que he mantenido con el fiscal Moreno Ocampo, hemos convenido en que, por su propio interés y por interés de la justicia, Saif Al-Islam Gadafi debe entregarse lo antes posible y enfrentarse a los cargos que se le imputan”.

“Puesto que se ha solicitado nuestra asistencia desde el principio, INTERPOL ha estado cooperando con la CPI y con el Consejo Nacional de Transición libio a fin de garantizar que las personas buscadas por diversos delitos graves sean localizadas, detenidas y puestas en manos de la justicia”, añadió el dirigente de la organización policial mundial.

“El coronel Gadafi ya no podrá defenderse de los cargos que se le imputan, por lo que ahora es más importante que nunca que aquellos que pertenecían a su círculo más cercano y permanecen huidos sean detenidos y se enfrenten a sus acusadores, de modo que siga imperando la ley”.

“Por este motivo, hacemos un llamamiento a los países miembros para que colaboren con la CPI e INTERPOL a fin de que Saif Al-Islam Gadafi pueda ser transferido a La Haya en condiciones de seguridad una vez se haya entregado”, concluyó Ronald Noble.

La unidad de INTERPOL de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos, sita en la sede de la Secretaría General, en Lyon (Francia), seguirá colaborando estrechamente con la CPI, la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Trípoli y los restantes 187 países miembros para localizar a las demás personas objeto de notificaciones rojas que quedan por detener.

El Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL permanece disponible las 24 horas del día y los 7 días de la semana para facilitar cualquier comunicación con Saif Al-Islam Gadafi y las demás personas buscadas con miras a su detención por el CPI y las autoridades pertinentes encargadas de la aplicación de la ley.