All news
|
Print
13 mayo 2011 - Media release

INTERPOL confirma que las huellas dactilares relacionadas con el atentado perpetrado en el metro de Minsk en abril de 2011 coinciden con las procedentes de otro atentado cometido en la misma ciudad en julio de 2008

MINSK (Belarrús) – Tras comparar en la sede de su Secretaría General, sita en Lyon, sendas muestras de huellas dactilares enviadas por las fuerzas del orden de Belarrús, INTERPOL ha confirmado que dos atentados terroristas cuya relación no se había podido demostrar hasta ahora fueron perpetrados por la misma persona.

La confirmación por parte de la Secretaría General de INTERPOL de los vínculos existentes entre los atentados terroristas perpetrados en Minsk el 11 de abril de 2011 y el 4 de julio de 2008 se ha producido en el curso de una reunión oficial celebrada en la capital belarrusa entre el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, y Anotoliy Kuleshov, Ministro del Interior de la República de Belarrús.

El 5 de julio de 2008, en el marco de su estrecha cooperación internacional con INTERPOL, el Ministerio del Interior de Belarrús, actuando a través de la Oficina Central Nacional (OCN) de INTERPOL en Minsk, envió a la Secretaría General de esta organización unas huellas dactilares extraídas de un artefacto explosivo desactivado que se había hallado cerca del lugar del atentado terrorista de 2008. Por aquel entonces, al comparar dichas huellas con las decenas de miles de huellas dactilares conservadas en sus archivos, INTERPOL no pudo determinar ninguna coincidencia exacta.

No obstante, en la tarde del jueves, 12 mayo del corriente, la OCN de INTERPOL en Minsk transmitió a la Secretaría general de INTERPOL las huellas dactilares del presunto autor del nuevo atentado con bomba, perpetrado en Minsk el 11 de abril de 2011, en el que perdieron la vida 14 ciudadanos belarrusos y más de 100 personas resultaron heridas. Los expertos de INTERPOL lograron determinar que cuatro de las huellas dactilares enviadas en 2008 coincidían con las de la persona acusada de cometer el atentado del 11 de abril de 2011.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha afirmado que, tanto en 2008 como de nuevo en 2011, la OCN de esta organización en Minsk demostró la crucial importancia de intercambiar información por conducto de INTERPOL a fin de resolver casos a escala nacional.

"Si la OCN de Minsk no hubiera enviado a INTERPOL las muestras de huellas dactilares recogidas tras el atentado terrorista de 2008, no habríamos sido capaces de determinar en 2011 los vínculos existentes entre ambos casos."

"Este asunto demuestra una vez más la importancia fundamental de que todos los países den a conocer al conjunto de la comunidad internacional encargada de la aplicación de la ley la información policial que poseen en relación con actividades delictivas, pese a las diferencias políticas que puedan existir entre unos y otros Estados. La decisión de las autoridades de Belarrús de comunicar a INTERPOL información sobre el atentado terrorista de 2008 resultó beneficiosa para todos los países dedicados a la lucha contra el terrorismo," añadió el dirigente máximo de INTERPOL.

El objetivo principal de la visita a Minsk (del 12 al 14 de mayo) del jefe de INTERPOL era debatir el atentado terrorista perpetrado en el metro de esta ciudad el pasado mes de abril y determinar de qué manera INTERPOL podía seguir ayudando a las fuerzas del orden de Belarrús en la investigación del caso.

En el transcurso de la visita, las autoridades belarrusas accedieron a dar a conocer nuevas muestras de ADN descubiertas en el lugar del delito, para que INTERPOL pueda ayudar a determinar los posibles vínculos de otras personas con los atentados terroristas de 2008 y 2011.