All news
|
Print
20 enero 2011 - Media release

“La cooperación policial internacional refuerza la seguridad europea”, declara el jefe de INTERPOL ante los ministros de la UE

Es necesario proteger las fronteras virtuales de la UE frente a la delincuencia informática visto el cambiante panorama de la seguridad


GÖDÖLLŐ (Hungría) – El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha explicado a los  ministros de Justicia e Interior de los países miembros de la Unión Europea (UE) que si bien la alianza estratégica entre INTERPOL y la UE es fundamental para proteger las fronteras físicas de Europa contra la delincuencia organizada transnacional, cada vez resulta más necesario hacer frente a la “amenaza real que se cierne sobre las fronteras virtuales, los ciudadanos y la economía de la UE” debido a la delincuencia informática. 

En la reunión informal de ministros de la UE, celebrada bajo los auspicios de la Presidencia húngara de la UE, el Sr. Noble señaló que INTERPOL es un aliado clave de la UE en la lucha contra la delincuencia organizada y las amenazas a la seguridad, puesto que garantiza la conexión con el resto del mundo a través de sus herramientas de alcance mundial.

El jefe del organismo mundial de policía declaró que “uno de los pilares esenciales” de la alianza estratégica entre la UE e INTERPOL es la gestión eficaz, tanto física como virtual, de las fronteras, ámbito en el cual “INTERPOL cuenta con una capacidad sin igual para complementar los esfuerzos realizados en la Unión Europea”.

El Sr. Noble describió la relación entre INTERPOL y Europol como una sólida alianza basada en una causa y unos objetivos comunes en la que la información, los conocimientos especializados y los recursos circulan en ambos sentidos, en ámbitos delictivos tan diversos como la piratería marítima, la trata de personas y la falsificación.

El jefe de INTERPOL declaró que, con objeto de aprovechar la vulnerabilidad en las fronteras de los miembros de la delincuencia organizada transnacional, la organización que dirige mantiene al día el único repositorio mundial que existe en el planeta de documentos de viaje robados y perdidos, que actualmente cuenta con 24 millones de registros aportados por más de 150 países. El año pasado, los países miembros de INTERPOL efectuaron casi 500 millones de búsquedas, a raíz de las cuales obtuvieron más de 42.000 resultados positivos; más de la mitad de estos resultados fueron obtenidos por países de la Unión Europea.

Los ministros también recibieron información sobre el modo en que la organización internacional ha desarrollado soluciones técnicas para ampliar el acceso a esa y otras bases de datos mundiales de INTERPOL por parte de los agentes que desempeñan su labor en aeropuertos y puestos de control fronterizo en todos los países de la Unión Europea, entre ellos Hungría, que, en palabras del Sr. Noble, se caracteriza por su “inquebrantable” compromiso con INTERPOL.

El jefe de INTERPOL declaró que, a pesar del trabajo de INTERPOL y la UE para proteger las fronteras físicas y garantizar la seguridad, la protección de las fronteras virtuales de la Unión sigue siendo un reto ante la amenaza de la delincuencia informática. 

“Un ataque informático puede lanzarse desde cualquier lugar situado fuera de determinado país o continente, pero la amenaza para los ciudadanos y la economía del país atacado es muy real”, señaló el Sr. Noble, quien destacó que el 75% de los usuarios de Internet de todo el mundo ha declarado haber sido víctima, al menos una vez, de un delito perpetrado por medio de la red.

También se explicó a los ministros que, además de los delitos informáticos, actualmente hay otras muchas formas de delincuencia que cuentan con un componente técnico: por ejemplo el terrorismo, cuyos adeptos fomentan la radicalización principalmente a través de Internet.

A este respecto, el jefe de INTERPOL señaló que el organismo mundial de policía espera ser capaz de concebir soluciones para algunos de los problemas de delincuencia informática más graves del siglo XXI gracias al Complejo Mundial de INTERPOL que se está preparando en Singapur, que incluye unas instalaciones de alta tecnología para la investigación, el desarrollo y las actividades operativas.

Se prevé que el Complejo Mundial de INTERPOL esté plenamente operativo a finales de 2013 o principios de 2014. Su creación fue aprobada por la Asamblea General de INTERPOL en su última reunión, celebrada en Qatar en noviembre de 2010, y constituye la siguiente etapa de la evolución de INTERPOL para mejorar las capacidades de la policía a escala mundial.