All news
|
Print
15 diciembre 2010 - Media release

La lucha contra la delincuencia organizada en Europa Sudoriental, tema principal de la reunión de jefes de policía celebrada en INTERPOL

LYON (Francia) – Los jefes de policía de toda Europa Sudoriental se encuentran reunidos en la sede de la Secretaría General de INTERPOL para determinar cómo fortalecer la cooperación con miras a combatir la delincuencia organizada en la región.

Esta reunión, que congrega a más de 70 mandos de las fuerzas del orden procedentes de 25 países, así como a representantes de organizaciones internacionales como Europol, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) y la Comisión Europa, se centrará en una amplia variedad de temas, como el narcotráfico, la trata de personas y el terrorismo.

Mireille Ballestrazzi, recién elegida Vicepresidenta de INTERPOL por Europa, inauguró oficialmente la conferencia. Afirmó que esta organización está llamada a desempeñar una función fundamental de apoyo a las actividades policiales de la región a través de iniciativas como el proyecto BESA, dirigido contra grupos de delincuencia organizada en Europa Sudoriental, que a principios de este mes dio lugar a la detención de 18 personas por tráfico de heroína.

“Hemos sido testigos de un incremento de las actividades de la delincuencia organizada no solo en Europa Sudoriental, sino también en Europa Occidental, el continente americano, África y Próximo Oriente, por lo que se requiere una respuesta mundial e INTERPOL ocupa un lugar privilegiado para ello”, declaró la Sra. Ballestrazzi.

“La presencia aquí y hoy de tantos miembros de la Asociación de Jefes de Policía de Europa Sudoriental (SEPCA, por sus siglas en inglés) también constituye una prueba de su empeño por responder  a la delincuencia organizada de forma colectiva y en colaboración, además de una muestra de su confianza en los instrumentos y el apoyo operativo que INTERPOL puede ofrecer”, añadió la Vicepresidenta.

En el marco del proyecto BESA de INTERPOL, que inició su andadura en 2009, se presta apoyo a todos los países miembros de Europa Sudoriental en varios ámbitos fundamentales, como en el establecimiento de una red de funcionarios en cada país participante, y en el acceso a los instrumentos y servicios mundiales de esta organización policial, de entre los que cabe destacar su red mundial  protegida de comunicación policial y la prestación de apoyo en la realización de análisis, operaciones e investigaciones.

Ljupco Todorovski, Presidente de la SEPCA y Director de la Policía de la Ex República Yugoslava de Macedonia, indicó que el proyecto BESA destaca la necesidad de cooperación internacional con el apoyo de las fuerzas del orden nacionales.

“Lo que es más importante para los servicios de policía de la región, para la SEPCA y para todos nosotros no es solo la necesidad de intercambiar información, sino también hallar el modo de aprovechar plenamente la investigación y el análisis con miras a prestar apoyo a las pesquisas policiales”, afirmó el Sr. Todorovski.

“La creación de un red de funcionarios a través del proyecto BESA constituye un instrumento y un modelo de funcionamiento eficaz para combatir la delincuencia organizada transnacional”.

Hasta la fecha, el proyecto BESA ha permitido detener a más de 200 sospechosos, decomisar más de media tonelada de estupefacientes como la heroína y la metanfetamina, y recuperar armas: desde fusiles automáticos hasta lanzamisiles y explosivos.