All news
|
Print
18 marzo 2013 - Media release

El jefe de INTERPOL viaja a Libia para impulsar la recuperación de activos robados durante el régimen de Gadafi

La ayuda a la localización y la extradición de prófugos libios buscados será otro de los temas principales de la visita


TRÍPOLI (Libia) – Determinar el modo en que INTERPOL puede incrementar su colaboración en la recuperación de activos robados durante el régimen de Gadafi y ayudar a mejorar la seguridad nacional y regional fueron los asuntos principales de la reunión mantenida entre el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, y el Primer Ministro de Libia, Ali Zeidan.

Durante esta visita de dos días (16 y 17 de marzo), Ronald Noble tuvo asimismo la oportunidad de reunirse con el Ministro del Interior libio, Ashour Shuwail, y el Ministro de Asuntos Exteriores, Mohamed Abdelaziz. Entre los asuntos más importantes tratados se encontraba la participación activa de INTERPOL para ayudar a Libia a identificar, localizar y extraditar prófugos a través de la publicación de notificaciones rojas, o avisos internacionales sobre personas buscadas.

“Mientras Libia sigue dedicándose a reconstruir su infraestructura tras el derrocamiento de Gadafi en 2011, los países miembros de INTERPOL pueden ayudar a Libia a localizar no solo a los prófugos, sino también los millones o miles de millones de activos robados por el Coronel Gadafi, su familia y las personas de su entorno”, declaró el Secretario General.

El Primer Ministro, el Ministro de Asuntos Exteriores y el Ministro del Interior de Libia apoyan unánimemente la cooperación de INTERPOL en forma de aportación de asistencia técnica y creación de un grupo especializado formado por representantes de los sectores público y privado, que ayudará a Libia a localizar y repatriar los activos sustraídos del país durante el régimen de Gadafi.

“Es preciso recuperar estos activos robados para que puedan regresar a Libia y beneficiar al pueblo libio, como exigen varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Si INTERPOL lo consigue, contribuirá a la construcción de una Libia pacífica, segura, independiente y libre”, concluyó Ronald Noble.

La visita del máximo dirigente de INTERPOL a Libia, país en el que la seguridad es la máxima prioridad, se produce solo unos días después de la inauguración del sistema de INTERPOL de cotejo de pasaportes en tiempo real en el aeropuerto internacional de Trípoli, en el marco de la colaboración internacional para mejorar la seguridad fronteriza de Libia.

Gracias al proyecto RELINC dedicado al restablecimiento de la capacidad de investigación de Libia, financiado con 2.200.000 euros por la Unión Europea, las autoridades de control fronterizo pueden ahora acceder directamente a la base de datos mundial de INTERPOL para detectar pasaportes robados y perdidos, lo que les permite identificar inmediatamente a las personas que intentan ocultar su verdadera identidad, entre ellas las buscadas a escala internacional, los presuntos terroristas y los delincuentes transnacionales.

La visita del jefe de INTERPOL también sirvió para poner de manifiesto el esfuerzo que está realizando INTERPOL para lograr la detención de varios prófugos objeto de notificaciones rojas publicadas a petición de Libia, entre ellos Abdullah Al-Senussi, antiguo jefe de inteligencia militar del Coronel Gadafi, extraditado a Trípoli por Mauritania en septiembre del año pasado y ejemplo más reciente del éxito de estas notificaciones.

“Las notificaciones rojas de INTERPOL han demostrado ser herramientas eficaces para ayudar a los países miembros a localizar a prófugos allí donde pretendan esconderse, y sin importar el tiempo transcurrido desde la comisión del delito”, declaró Ronald Noble, quien también hizo referencia a la notificación roja sobre Faraj Al-Chalabi por el asesinato de dos ciudadanos alemanes en 1994, publicada a solicitud de Libia. Otra de las personas acusadas junto a Al-Chalabi era Osama bin Laden, objeto asimismo de una notificación roja solicitada por Libia.