All news
|
Print
30 agosto 2012 - Media release

INTERPOL publica, a petición de Bulgaria, varias imágenes de una persona que presuntamente actuó como cómplice en el atentado terrorista contra un autobús

LYON (Francia) – Las autoridades búlgaras han pedido a todos los países miembros de INTERPOL que difundan la fotografía del permiso de conducir y varios retratos realizados por ordenador de un supuesto cómplice del autor del atentado con bomba perpetrado en julio contra un autobús de turistas israelíes en el aeropuerto de Burgas (Bulgaria). La petición forma parte de un llamamiento público para identificar al sospechoso.

Se cree que el presunto cómplice, posiblemente oriundo de Oriente Medio, habla inglés con acento, mide entre 1,70 y 1,75 m y tiene el cabello y los ojos de color castaño oscuro.

Este último llamamiento a la ciudadanía realizado por las autoridades búlgaras a través de INTERPOL se produce tras la publicación por parte de la organización policial mundial, el 2 de agosto, de otro retrato generado por medios informáticos correspondiente al presunto autor del acto terrorista, cuyos restos fueron hallados en el lugar de los hechos. En el mortal atentado, cometido el 18 de julio, perdieron la vida cinco ciudadanos israelíes y el conductor del autobús, de nacionalidad búlgara, a los que hay que sumar más de treinta personas que resultaron heridas.

Inmediatamente después del atentado, INTERPOL envió a Bulgaria, desde la sede de su Secretaría General, sita en Lyon, un equipo de gestión de crisis integrado por funcionarios de su unidad de seguridad pública y terrorismo, así como por otras personas dedicadas a prestar apoyo especializado y técnico a las investigaciones.

Asimismo, a petición de la policía búlgara, INTERPOL envió a cada uno de sus 190 países miembros una notificación negra (documento destinado a conseguir información sobre cadáveres por identificar) en las cuatro lenguas oficiales de esta organización internacional (árabe, español, francés e inglés), con miras a identificar al hombre que parece haber cometido el atentado. La organización publica ahora la citada foto del permiso de conducir y las nuevas imágenes reconstruidas con objeto de pedir ayuda a los ciudadanos para identificar al presunto cómplice.

“INTERPOL y sus países miembros siguen prestando asistencia a Bulgaria en su investigación del caso, para lo que facilitan el intercambio de información, realizan comprobaciones en las bases de datos mundiales de la Organización y tratan con prioridad todas las solicitudes de información relacionadas con la investigación”, declaró el Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL, Jean-Michel Louboutin. “No cabe duda de que, mediante su colaboración con la red policial mundial de INTERPOL, las autoridades búlgaras están haciendo todo lo posible por identificar a los responsables de este espantoso crimen”.

Toda persona que disponga de información sobre la identidad del presunto cómplice, o del propio autor del atentado, puede ponerse en contacto con la policía de su país, con las autoridades búlgaras o con el Centro de Mando y Coordinación de la sede de la Secretaría General de INTERPOL, sita en Lyon (Francia).