All news
|
Print
25 octubre 2012

Primera conferencia de INTERPOL sobre la falsificación de obras de arte, un problema creciente

LYON (Francia) – La lucha contra la falsificación de bienes culturales, un fenómeno cada vez más importante a escala mundial, ha sido el tema central de la 1a Conferencia Internacional de INTERPOL sobre Obras de Arte Falsificadas.

En la reunión, que duró dos días (23 y 24 de octubre) y a la que asistieron cerca de 70 representantes de organismos encargados de la aplicación de la ley, instituciones privadas y organizaciones internacionales procedentes de unos 22 países, se reconoció la necesidad de incrementar el intercambio de información y concienciar a los ciudadanos y las autoridades públicas sobre el problema de la falsificación de obras de arte y los delitos conexos.

Además de la presentación de diversos estudios de casos concretos por parte de funcionarios especializados de las fuerzas del orden, una amplia gama de profesionales, entre ellos titulares de derechos y representantes de laboratorios científicos y forenses y de casas de subastas, expusieron sus puntos de vista a fin permitir una comprensión lo más completa posible de los distintos retos que se plantean en este ámbito de la delincuencia en plena expansión.

Entre toda una serie de recomendaciones formuladas para prevenir y combatir la falsificación de obras de arte a escala nacional e internacional, cabe citar la elaboración, revisión o adaptación de las leyes en la materia, un mayor intercambio de información por conducto de INTERPOL, y la difusión de buenas prácticas.

Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL, inauguró la conferencia haciendo hincapié en la necesidad de aumentar la cooperación y el intercambio de información acerca de la falsificación de obras de arte, delito que, dados los pingües beneficios que permite obtener, resulta especialmente atractivo para los grupos delictivos organizados.

Este aspecto concreto de la lucha contra el comercio ilícito de bienes culturales se inscribe en el marco de las actividades que la unidad de Obras de Arte de INTERPOL lleva a cabo actualmente con miras a ayudar a los organismos encargados de la aplicación de la ley de los 190 países miembros de esta organización internacional a preservar y proteger el patrimonio cultural mundial.