All news
|
Print
19 septiembre 2012

La conferencia asiática de INTERPOL apremia a una reacción regional ante los peligros contra la seguridad internacional

AMMÁN ( Jordania) – La 21a Conferencia Regional Asiática de INTERPOL concluyó con la aprobación por parte de altos mandos de los organismos encargados de la aplicación de la ley de Asia, el Pacífico Sur y Oriente Próximo de una serie de medidas encaminadas a mejorar la respuesta policial colectiva y la capacidad de las fuerzas del orden para mejorar la seguridad a escala regional e internacional.

En esta conferencia de tres días de duración (del 17 al 19 de septiembre), que congregó a 150 delegados procedentes de unos 40 países, se reconoció la importancia de Asia en la promoción de la seguridad mundial y se abordó una gran diversidad de temas policiales, tales como el terrorismo, la ciberdelincuencia, la trata de personas, la integridad en el deporte, la piratería marítima, el tráfico de productos ilícitos, los delitos farmacológicos y la seguridad medioambiental. 

Entre las principales medidas aprobadas por los delegados asistentes a la conferencia se encuentran las siguientes recomendaciones dirigidas a los países miembros de Asia:

  • explorar e investigar en mayor medida los vínculos entre el tráfico de productos ilícitos y la delincuencia organizada transnacional;
  • ampliar el uso de las herramientas y los servicios mundiales de INTERPOL;
  • mejorar la capacidad de los países miembros para combatir las tendencias delictivas emergentes, como la ciberdelincuencia, lo que incluye el refuerzo de la formación.

En la clausura de la conferencia, el Director General de Seguridad Pública de Jordania, Hussein Hazza Majali, hizo hincapié en la labor efectuada en esta reunión para lograr un mundo más seguro por medio de “la cooperación de los organismos encargados de la aplicación de la ley a través de INTERPOL, con el objetivo de mejorar las capacidades de los países miembros para hacer frente a las amenazas a la seguridad y mantener las naciones fuera de peligro”. 

El Presidente de INTERPOL, Khoo Boon Hui, afirmó que los países miembros representados en la conferencia buscaron "hallar colectivamente métodos para defender y hacer avanzar los intereses comunes en la región, enfatizando la importancia de la cooperación transnacional entre las fuerzas del orden y demostrando su compromiso para redoblar esfuerzos contra todos los peligros que plantea la delincuencia  internacional a través de actuaciones innovadoras", en particular contra la ciberdelincuencia, la participación de la delincuencia organizada transnacional en el tráfico de bienes ilícitos, la trata de personas y la piratería marítima.

En la primera jornada de la conferencia, el Ministro de Estado y Presidente de la Comisión Nacional de Seguridad Pública de Japón, Jin Matsubara, declaró que la ciberdelincuencia constituye un buen ejemplo de delito transfronterizo que debe combatirse a escala internacional.

Asimismo, en esta reunión INTERPOL presentó oficialmente su iniciativa sobre Grupos Nacionales Especializados en Seguridad Medioambiental (NEST), cuyo objetivo es establecer una plataforma mundial y un planteamiento común para el cumplimiento y la ejecución de medidas a escala nacional, a fin de mejorar los esfuerzos tanto nacionales como internacionales destinados a garantizar la seguridad medioambiental presente y futura.

Al término de la conferencia los delegados designaron unánimemente a Singapur como país anfitrión de la 22a Conferencia Regional Asiática de INTERPOL, que tendrá lugar en 2014.