All news
|
Print
30 junio 2008 - Media release

INTERPOL despliega un equipo de evaluación para prestar asistencia a las autoridades filipinas tras el grave accidente de transbordador

LYON (Francia) – Con motivo del grave accidente de transbordador ocurrido el pasado 21 de junio en el que perdieron la vida unos 800 pasajeros, INTERPOL ha enviado a Filipinas una unidad de gestión de crisis a fin de ayudar a evaluar las medidas necesarias para recuperar los cadáveres e identificar a las víctimas.  

El equipo, que llegó a Cebú el domingo pasado a petición del gobierno de Filipinas, cuenta con especialistas en materia de ADN e identificación de víctimas de catástrofes, además de un representante de la Comisión Internacional sobre Desaparecidos.  

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, también se dispone a viajar al país, donde se reunirá con altos mandatarios, con funcionarios encargados de la aplicación de la ley y con el equipo desplegado sobre el terreno, con miras a garantizar la cooperación más amplia posible.  

La unidad de gestión de crisis llevará a cabo un estudio sobre las necesidades en materia de identificación de víctimas de catástrofes para recuperar los cadáveres e identificar a los fallecidos, y actuará en coordinación con las autoridades de Filipinas y los países miembros de INTERPOL con conocimientos de este tipo, a fin de poder recurrir a los especialistas que sean necesarios.  

"INTERPOL aporta toda su asistencia a las autoridades filipinas para hacer frente a esta tragedia”, declaró el Sr. Noble.  

"El Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL, que se encuentra en la sede de la Secretaría General, sita en Francia, ya ha puesto sobre aviso a los países miembros de nuestra organización que cuentan con equipos de especialistas en investigación de víctimas de catástrofes, que están listos para actuar; una vez que la unidad de gestión de crisis desplegada sobre el terreno haya determinado los aspectos donde se necesite asistencia, podremos actuar de inmediato y enviar a los especialistas con la mayor rapidez”.  

"Nos consideramos muy afortunados de que nuestra unidad de gestión de crisis pueda contar con los conocimientos de la Comisión Internacional sobre Desaparecidos, ya que la ayuda que este organismo proporcionó tras el maremoto en Asia fue fundamental para la identificación de las víctimas mediante comparaciones de perfiles de ADN”, añadió el Secretario General de INTERPOL.  

En la Asamblea General de INTERPOL de 2007 se aprobó por unanimidad un acuerdo de cooperación con la Comisión Internacional sobre Desparecidos, lo que permite a ambas organizaciones intercambiar experiencias, conocimientos especializados e información.  

La primera unidad de gestión de crisis de INTERPOL se desplegó en octubre de 2002 en Indonesia tras el atentado terrorista de Bali. Hasta la fecha se han enviado unas 40 unidades a 27 países distintos de África, las Américas, Asia y Europa, y entre las situaciones de emergencia en las que han participado cabe destacar el maremoto ocurrido en Asia en 2004.