All news
|
Print
21 julio 2008

Guinea Bissau solicita la ayuda de INTERPOL tras decomisar gran alijo de droga

INTERPOL ha enviado a Guinea Bissau una unidad de gestión de crisis para ayudar a las autoridades nacionales, que abrieron una investigación tras el apresamiento en el principal aeropuerto de este país de un avión que por lo que se puede saber había transportado un gran alijo de cocaína.

A petición del Ministerio de Justicia de Guinea Bissau, INTERPOL ha enviado al país un equipo compuesto por tres personas (procedentes de la Subdirección de Delincuencia Organizada y Drogas y del Centro de Mando y Coordinación de la Secretaría General, y de la Oficina Subregional de Abiyán (Côte d’Ivoire)) para prestar su ayuda a la Oficina Central Nacional y a otros organismos encargados de la aplicación de la ley de Guinea Bissau, en donde se encuentra el avión confiscado.

En los últimos años han aumentado los decomisos de grandes cantidades de cocaína en toda África occidental, tantas pruebas del uso creciente de esta región para hacer transitar por ella la droga destinada a Europa.

Con la intención de ayudar a los países miembros a hacer frente a estas actividades ilícitas, en 2006 INTERPOL puso en marcha el proyecto COCAF (COCaína de ÁFrica occidental con destino a Europa) centrado en facilitar el intercambio de información y en ayudar a los policías y aduaneros situados en primera línea a distinguir a los posibles pasadores de droga y a detectar los itinerarios del tráfico de drogas más usuales.

La información sobre este último decomiso que la unidad de gestión de crisis de INTERPOL reciba en Guinea Bissau se analizará para intentar descubrir los posibles vínculos de este asunto con delincuentes reseñados y con grupos conocidos dedicados al narcotráfico.

En 2007 INTERPOL había enviado unidades de gestión de crisis para facilitar ayuda in situ a Guinea Bissau y a Mauritania tras la incautación de grandes alijos de drogas, y en febrero de este año Liberia solicitó que le fuera enviada una unidad de este tipo después del decomiso de 2,5 toneladas de cocaína a bordo de una embarcación que se encontraba frente a las costas de África occidental.