All news
|
Print
01 julio 2013 - Media release

INTERPLa cooperación contra la delincuencia transnacional, tema central de la conferencia americana de INTERPOL

WILLEMSTAD (Curazao) – Hoy ha dado comienzo en Curazao la 22ª Conferencia Regional de las Américas de INTERPOL, centrada en reforzar el intercambio de información, la colaboración y la gestión de fronteras, con miras a combatir con más eficacia la delincuencia organizada transnacional en toda la región y en otros continentes.

El Primer Ministro de Curazao, Ivar Asjes, asistió a la ceremonia inaugural de la reunión, que durará tres días (del 1 al 3 de julio). A la cita han acudido cerca de 70 mandos de las fuerzas del orden de 33 países y representantes de 5 organizaciones internacionales, con el objetivo de tratar diversos asuntos relacionados con la delincuencia: desde el terrorismo y el tráfico de personas y drogas, hasta las investigaciones sobre prófugos y la ciberdelincuencia.

En la inauguración de la conferencia, el Ministro de Justicia de Curazao, Nelson Navarro, señaló la gran importancia del intercambio de conocimientos.

“Es muy difícil para los países pequeños afrontar los costes que implica la lucha contra la delincuencia internacional, por lo que es fundamental la cooperación estructurada entre los Ministros de Justicia y con INTERPOL”, declaró Nelson Navarro.

Dado que Curazao es uno de los miembros más recientes de INTERPOL, ya que ingresó en la organización policial mundial en 2011, el jefe de las fuerzas policiales curazoleñas, Marlon Wernet, afirmó que para su país era importante formar parte de la comunidad mundial de las fuerzas del orden.

“Esta conferencia organizada en nuestro país es un claro indicio para nuestra región y para el mundo entero de que estamos más que dispuestos y decididos a colaborar con todos los Estados miembros de INTERPOL, y con los organismos encargados de la aplicación de la ley de ámbito local e internacional, con miras a hacer de nuestro país, nuestra región y todo el planeta un lugar seguro y lo más libre posible de actividades delictivas, y a garantizar que lo sigan siendo”, declaró Wernet. Y añadió: “No cabe duda de que juntos nos mantenemos en pie, mientras que divididos seremos débiles y acabaremos cayendo”.

La Presidenta de INTERPOL, Mireille Ballestrazzi, señaló que la conferencia es de vital importancia para intercambiar buenas prácticas y conocimientos especializados con miras a afrontar los peligros, tanto tradicionales como nuevos, que plantea la delincuencia organizada transnacional.

“Nuestra capacidad de colaboración es el factor esencial para mantener nuestros esfuerzos concertados y conjuntos con miras a combatir de manera eficaz la delincuencia transnacional”, declaró la Presidenta, destacando la necesidad de intensificar la cooperación ya existente, y de detectar las oportunidades para establecer nuevas alianzas.

“Es evidente que una fuerza policial eficaz debe adaptarse a los retos que se le plantean y que evolucionan constantemente, y esta es la razón por la que las actividades de formación también constituyen una parte importante del apoyo que INTERPOL presta a sus países miembros en el ámbito de los esfuerzos que estos realizan para combatir todo tipo de delitos”.

A este respecto, la Presidenta hizo hincapié en el valor añadido que aportan las Oficinas Regionales de INTERPOL en Buenos Aires y San Salvador, que han permitido a la Organización seguir avanzando en el apoyo operativo que presta a los países miembros de la región y de fuera de esta, y se refirió, en concreto, a las recientes operaciones dirigidas, por un lado, contra el tráfico de drogas y, por otro, contra el tráfico de productos ilícitos y la falsificación.

Otro punto importante del orden del día de la conferencia es la ampliación del uso de las bases de datos de INTERPOL y del acceso a las mismas, y, en este contexto, se informará a los delegados de la situación actual del Sistema de INTERPOL para la Gestión de los Registros y el Rastreo de Armas Ilícitas (iARMS), primer sistema centralizado internacional que permite informar sobre la pérdida, el robo, el tráfico o el contrabando de armas y consultar esta información.

Hasta la fecha, 74 países miembros, entre ellos 10 de la región de las Américas, se han conectado al sistema, que desde el 1 de enero de este año cuenta con más de 273.000 nuevos registros, lo que convierte a iARMS en una de las bases de datos que presentan un mayor crecimiento en el mundo.