All news
|
Print
05 junio 2013

Con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, INTERPOL pide una mayor cooperación internacional en materia de seguridad medioambiental

LYON (Francia) – El Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra en todo el planeta cada 5 de junio, sirve para recordarnos que debemos actuar si queremos preservar y proteger el medio ambiente, la biodiversidad y los recursos naturales de los daños causados por su degradación, utilización abusiva y explotación, así como por las actividades delictivas dirigidas contra ellos.

Habida cuenta de que una gran parte de los problemas de seguridad internacional están relacionados, de una manera u otra, con el medio ambiente, esta celebración ofrece a INTERPOL y a la comunidad mundial de las fuerzas del orden la oportunidad de poner de manifiesto las medidas que se están adoptando para hacer frente a la delincuencia contra el medio ambiente en todo el planeta.

A fin de reforzar esta colaboración, el 6 de noviembre de 2013 INTERPOL y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) organizarán conjuntamente en Nairobi (Kenia) una Conferencia Internacional sobre Cumplimiento y Ejecución de las Normas Ambientales. En esta reunión, a la que asistirán altos funcionarios de la comunidad mundial de organismos encargados de la aplicación de la ley expertos en medio ambiente, se tratarán problemas actuales e incipientes que son motivo de preocupación.

“No basta con los logros alcanzados, sino que debemos también mirar hacia delante. Solo redoblando nuestros esfuerzos a través de una mayor cooperación entre las autoridades nacionales, las organizaciones internacionales y todos los socios colaboradores, la lucha contra las redes delictivas cada vez más complejas que explotan el medio ambiente tendrá un verdadero alcance internacional”, declaró David Higgins, Jefe del Programa de INTERPOL sobre Delitos contra el Medio Ambiente.

Este programa de la organización policial tiene por objeto ayudar a los 190 países miembros en la aplicación eficaz de las leyes y los tratados relativos al medio ambiente, en particular por lo que toca a los recursos pesqueros y forestales, la contaminación y los delitos contra la fauna y la flora silvestres.

El programa anima activamente a las fuerzas del orden, las autoridades nacionales, las organizaciones internacionales y el sector privado a colaborar para proteger el medio ambiente de los delincuentes que pretenden explotarlo.