All news
|
Print
24 mayo 2013

Un curso de INTERPOL tiene por objeto mejorar las capacidades de análisis para combatir el narcotráfico y la delincuencia organizada en el continente americano

BRIDGETOWN (Barbados) – Unos 20 funcionarios procedentes de organismos encargados de la aplicación de la ley del Caribe se han dado cita en Barbados para asistir a un curso de información policial centrado en combatir el narcotráfico y la delincuencia organizada transnacional en la región.

Este curso de dos semanas de duración (del 20 al 31 de mayo), organizado por INTERPOL con el apoyo de la Oficina Central Nacional de Bridgetown, forma parte del Programa de INTERPOL de Capacitación en materia de Análisis de Información Policial para las Américas, que tiene lugar a lo largo de un año y está coordinado por esta organización mundial con el objetivo de mejorar las capacidades de análisis policial de los organismos nacionales encargados de la aplicación de la ley con miras a combatir con más eficacia el narcotráfico y la delincuencia organizada en el continente americano.

Con esta formación se pretende dotar a los investigadores y analistas de información policial procedentes de organismos destinados a combatir el narcotráfico, servicios de aduanas, de fronteras y de inmigración de las capacidades necesarias para analizar grandes cantidades de datos policiales y desarrollar información precisa a partir de ellos. Los participantes aprenderán técnicas de análisis comunes, cómo utilizar con eficacia los instrumentos y servicios mundiales de INTERPOL y buenas prácticas en materia de cooperación internacional.

“En mi experiencia laboral sobre investigaciones destinadas a luchar contra los grupos de delincuencia organizada en América Central, el análisis de información policial desempeñó un papel fundamental para desmantelar estructuras delictivas”, declaró Saúl Hernández, Jefe de la Oficina Regional de INTERPOL en San Salvador.

A fin de mejorar las capacidades de los organismos encargados de la aplicación de la ley y por lo tanto la seguridad en la región, el Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional de Canadá ha patrocinado esta iniciativa.

“La mejora de la seguridad en el Caribe es importante para Canadá y es un honor para nosotros apoyar esta iniciativa de formación. De este modo, lograrán que este hemisferio sea un lugar más seguro”, afirmó Richard Hanley,  Alto Comisionado de Canadá.

La formación cuenta con una parte dedicada al perfeccionamiento para instructores en la que los participantes aprenderán a diseñar y a desarrollar un curso propio, y a impartirlo eficazmente ante sus colegas de regreso a sus países de origen.

Los países y territorios que asistieron al curso fueron Anguila, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Curaçao, Dominica, Granada, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Martín, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, y Turcos y Caicos; además de la agencia de la Comunidad del Caribe (CARICOM) para la seguridad y la lucha contra la delincuencia (IMPACS).

Está previsto que en julio se imparta un segundo curso en español.