All news
|
Print
17 octubre 2011

Visita ministerial ghanesa a INTERPOL para hallar nuevas vías de cooperación

LYON (Francia) – Ghana ha sido seleccionada como país piloto de una serie de proyectos contra la delincuencia organizada transnacional en África Occidental y otras regiones, por lo que la visita efectuada por el Ministro del Interior de este país a la sede de la Secretaría General de INTERPOL se ha centrado principalmente en las nuevas formas en que los organismos policiales ghaneses pueden estrechar su cooperación con la organización policial mundial.

Benjamin Kunbour, Ministro del Interior de Ghana, se entrevistó con el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, para hablar de las iniciativas en las que participará su país, como la base de datos sobre armas de fuego robadas y perdidas y también el sistema de información policial de África Occidental WAPIS (por sus siglas en inglés), un proyecto conjunto de INTERPOL, la CEDEAO y la Unión Europea destinado a reunir, gestionar, compartir y analizar información policial a escala nacional, regional y mundial con el fin de luchar más eficazmente contra el narcotráfico, la inmigración clandestina, el blanqueo de capitales y el tráfico de armas.

En la entrevista también se habló de la posibilidad de que Ghana acogiera en su territorio un centro contra la piratería marítima, y del modo en que INTERPOL podría ayudar a su puesta en funcionamiento. Esta organización policial está entregada desde hace tiempo a la lucha contra la piratería marítima, y este año ha iniciado un proyecto para proporcionar material y formación a las fuerzas del orden de los países de África Oriental dotado por la Unión Europea con 1,6 millones de euros.

El Ministro ghanés del Interior, acompañado por Prosper Kwame Agblor, Director General del Departamento de Investigación Criminal de la policía de Ghana, también recibió información sobre la fructífera operación BIA II, realizada este año en Ghana, que llevó al rescate de 116 niños víctimas del tráfico infantil y del trabajo forzoso en la industria pesquera y a la detención y condena de cerca de 30 personas.