All news
|
Print
29 julio 2012 - Media release

Los resultados de una operación de INTERPOL en defensa de la fauna y la flora silvestres marcan el Día Mundial del Tigre

LYON (Francia) – INTERPOL celebra el Día Mundial del Tigre con el anuncio de una operación destinada a proteger a esta especie emblemática y a otros grandes felinos que se encuentran en peligro de extinción, así como a combatir a los grupos delictivos independientes y organizados responsables de esta actividad ilícita.

La operación PREY, que se está llevando a cabo en Bután, China, India y Nepal, ha conducido hasta el momento a cerca de 40 detenciones y al decomiso de pieles y otras partes del cuerpo de grandes felinos, así como de productos derivados de animales salvajes, como cuernos de rinoceronte, marfil y caballitos de mar, además de especies vegetales, como orquídeas y cactus que gozan de protección.

La operación cuenta con la participación de las fuerzas policiales, los servicios de aduanas, los organismos de defensa del medio ambiente, los servicios de estupefacientes, las autoridades encargadas de la protección forestal, las instituciones sanitarias, los servicios de inmigración y las fiscalías, y se ha venido realizando en el marco del proyecto PREDATOR, una iniciativa encaminada a proteger y salvar a los últimos tigres en estado salvaje que todavía sobreviven en el mundo.

“La amplia gama de productos recuperados durante una operación principalmente destinada a proteger a los tigres muestra una vez más que los delincuentes no dudan en escoger como blanco a cualquier animal o planta, a fin de enriquecerse a expensas de nuestro medio ambiente y, en el caso de las especies amenazadas, de la supervivencia futura de estas”, declaró David Higgins, Jefe del Programa de INTERPOL sobre Delitos contra el Medio Ambiente, que coordinó la operación PREY.

“INTERPOL está orgullosa de contribuir al esfuerzo mundial para salvar a los tigres salvajes que aún quedan en el mundo, y seguiremos colaborando con nuestros socios a fin de descubrir y desarticular las redes de delincuentes responsables del tráfico ilícito de especies de fauna y flora silvestres”, concluyó Higgins.

Creado por INTERPOL, el proyecto PREDATOR permite aunar los esfuerzos de los funcionarios de los servicios policiales, aduaneros y de protección de la fauna y flora silvestres de los 13 países asiáticos en los que aún se pueden encontrar tigres en su hábitat natural. Esta nueva alianza, que se inscribe en la Global Tiger Initiative (iniciativa mundial para la conservación del tigre), cuenta con la participación de representantes de los 13 países asiáticos en cuestión, así como de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), el Departamento británico de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA, por sus siglas en inglés), el Banco Mundial, la Smithsonian Institution e INTERPOL.

La iniciativa del proyecto PREDATOR contribuirá a la capacitación de los organismos encargados de la aplicación de la ley para combatir los delitos cometidos contra los tigres, al potenciar la capacidad de dichos organismos para colaborar con los servicios de protección de la fauna y flora silvestres utilizando métodos de investigación avanzados, basados en información policial. Además, esta iniciativa animará a los países a crear grupos de ámbito nacional especializados en la seguridad del medio ambiente, y a dotarlos de los recursos necesarios.

Los 13 países que disponen de poblaciones de tigres son: Bangladesh, Bután, Camboya, China, India, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Nepal, Rusia, Tailandia y Vietnam.