All news
|
Print
12 enero 2013 - Media release

Chichakli, ex socio de Bout buscado por Estados Unidos, es detenido en Australia con la ayuda de INTERPOL

LYON (Francia) – Ha sido detenido en Australia Richard Ammar Chichakli, presunto socio del traficante de armas Viktor Bout y objeto de una notificación roja de INTERPOL publicada a petición de las autoridades estadounidenses por diversos delitos, entre ellos blanqueo de capitales, estafa y asociación ilícita para violar sanciones económicas.

Se sospecha que Chichakli, ciudadano sirio-estadounidense, se había asociado ilícitamente con Bout para infringir la Ley estadounidense de poderes económicos en caso de emergencia internacional, al tratar de comprar dos aviones a empresas radicadas en Estados Unidos. Chichakli es también objeto de sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y figura en la lista de personas y entidades sometidas a la prohibición de viajar y la congelación de activos, por el hecho de haberse asociado con una entidad que proporciona apoyo financiero o militar a grupos rebeldes armados en Liberia u otros países de la región.

Chichakli había solicitado empleo en un organismo de la administración australiana, y fue detenido cuando a raíz de los pertinentes controles de seguridad se descubrió que sus datos coincidían con los que figuraban en una notificación roja de INTERPOL (aviso internacional sobre una persona buscada por la justicia), publicada en 2012 a petición de las autoridades estadounidenses.

Michele Leonhart, Directora de la DEA (agencia antidrogas estadounidense), declaró: “Desde hacía tiempo la comunidad internacional de las fuerzas del orden sabía que Richard Chichakli desempeñaba un papel clave en las operaciones de tráfico de armas a escala mundial de Viktor Bout. Ahora que ha sido detenido, el mundo se ha vuelto un lugar más seguro”.

El fiscal de Manhattan, Preet Bharara, ha elogiado la extraordinaria labor de investigación llevada a cabo por la DEA y ha dado las gracias a la Policía Federal de Australia, a la Policía del estado de Victoria, a la Fiscalía General de Australia, así como a la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia y al Departamento de Estado de Estados Unidos y a INTERPOL por la ayuda prestada en relación con este caso.

“Tal como se sospechaba, Richard Ammar Chichakli se había aliado con el traficante de armas más conocido del mundo para la adquisición de aviones que se habrían utilizado para transportar armas a algunas de las zonas del planeta que son escenario de los conflictos más sangrientos, en violación de sanciones internacionales. Las iniciativas de cooperación de los organismos encargados de la aplicación de la ley, tanto estadounidenses como de otros países, han hecho posible detener finalmente a Chichakli, que ahora deberá comparecer ante la justicia”, señaló Bharara.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, declaró que este caso pone de manifiesto una vez más el valor añadido que aporta a los países la publicación de las notificaciones rojas de INTERPOL.

“La solicitud de publicación de una notificación roja sobre Chichakli por parte de INTERPOL Washington sirvió para alertar a la comunidad mundial de las fuerzas del orden de que esta persona era buscada por la justicia, y para que las autoridades australianas pudieran identificarla y detenerla, con la ayuda de sus homólogos estadounidenses y de la unidad de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos (FIS, por sus siglas en inglés) de la Secretaría General de INTERPOL”, añadió Ronald Noble.

La jefa de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Australia, la comandante de la Policía Federal de Australia Fiona Drennan, y el jefe de la OCN de Washington, Shawn Bray, elogiaron la intensa cooperación entre las OCN de Canberra y Washington y la unidad FIS, que el pasado jueves condujo a la detención de Richard Chichakli.

“La cooperación entre los países miembros de INTERPOL y el uso eficaz de las herramientas internacionales disponibles es esencial para garantizar la seguridad de los ciudadanos y poner a los delincuentes en manos de la justicia”, aseguró Drennan.

Chichakli está acusado de nueve delitos: asociación ilícita para violar la Ley estadounidense de poderes económicos en caso de emergencia internacional; asociación ilícita para blanquear capitales; asociación ilícita para cometer una estafa por medios electrónicos; y otros seis cargos de estafa por medios electrónicos. En el caso de ser declarado culpable, puede ser condenado a una pena máxima de 20 años de cárcel por cada cargo.