All news
|
Print
14 mayo 2013 - Media release

Reunión de INTERPOL en Budapest para guiar la estrategia de colaboración europea contra la delincuencia transnacional

BUDAPEST (Hungría) – Altos funcionarios encargados de la aplicación de la ley de toda Europa se han dado cita en Budapest con motivo de la 42ª Conferencia Regional Europea de INTERPOL para potenciar las respuestas estratégicas ante las amenazas actuales a la seguridad internacional.

Esta conferencia de tres días de duración (del 14 al 16 de mayo) girará en torno a la dimensión mundial de los problemas de seguridad locales y regionales, y en ella se prestará especial atención a la importancia de las alianzas estratégicas entre distintos sectores y de la red mundial de INTERPOL para hacer frente a los retos a los que se enfrenta la labor policial en la actualidad.

Unos 140 participantes procedentes de 50 países y 6 organizaciones internacionales, entre ellas Europol, tratarán temas como la trata de personas, el narcotráfico, la ciberdelincuencia, el terrorismo, las investigaciones sobre prófugos y los delitos económicos, así como la capacitación y la formación.

El Ministro del Interior de Hungría, Sándor Pintér, afirmó en su discurso de apertura que la Conferencia se celebra en un momento en que los funcionarios policiales se tienen que enfrentar a los nuevos retos que plantea la mundialización en la era de la tecnología de la información, como es el caso de modus operandi inéditos en ámbitos como la delincuencia organizada transnacional, la ciberdelincuencia y el terrorismo.

“La cooperación policial internacional cobra hoy más importancia que nunca, e INTERPOL, en calidad de alianza entre 190 Estados miembros, es la entidad que puede prestar apoyo mundial de la manera más rápida y eficaz”, declaró Sándor Pintér.

Añadió que en ámbitos como la ciberdelincuencia, donde resulta difícil delimitar las fronteras físicas, la red de apoyo y contacto de organismos mundiales encargados de la aplicación de la ley como INTERPOL resulta crucial para que la labor de las fuerzas del orden sea fructífera.

“La cooperación y la coordinación entre INTERPOL y las autoridades de todos los sectores de la región europea y otros continentes resulta fundamental para combatir la interconectada y globalizada delincuencia transnacional del siglo XXI”, señaló la Presidenta de INTERPOL, Mireille Ballestrazzi.

La Presidenta afirmó que la complejidad cada vez mayor de la tecnología de la información y de la comunicación también hace que los países se enfrenten a nuevas formas de delincuencia. El carácter “anónimo y sin fronteras” de la ciberdelincuencia plantea sus propios retos específicos a las fuerzas del orden.

En el caso reciente de una operación delictiva coordinada a través de Internet, en cuestión de horas se sustrajeron unos 45 millones de dólares estadounidenses de cajeros automáticos situados en 26 países. De hecho, según algunas estimaciones, el coste de la ciberdelincuencia supuso 90.000 millones de euros en 2012. En la conferencia se explicó a los delegados que el Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación prestará a partir de 2014, desde Singapur, un gran apoyo a la labor de la comunidad internacional para combatir este fenómeno delictivo. 

Mireille Ballestrazzi también destacó el punto fuerte de INTERPOL que constituye su asociación operativa con diversas organizaciones internacionales y regionales de Europa, tales como Europol, la Unión Europea, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, la Comunidad de Estados Independientes y la Asociación de Jefes de Policía de Europa Sudoriental, y subrayó además la necesidad constante de trabajar por la interoperabilidad entre las bases de datos y los sistemas de las fuerzas del orden dentro de Europa y más allá.

A este respecto, INTERPOL y la Comisión Europea pusieron en marcha en 2012 un programa sobre un sistema de información policial para África Occidental denominado WAPIS, con miras a crear un instrumento común en África Occidental. A través de un sistema de bases de datos nacionales automatizadas, las fuerzas policiales de
16 países africanos podrán recopilar, analizar e intercambiar información a escala regional e internacional.

“La fuerza de nuestra organización radica en nuestra voluntad de trabajar juntos; ya que nos enfrentamos a los mismos problemas, también podemos compartir nuestros buenos resultados. Hoy más que en cualquier momento del siglo pasado la cooperación entre las fuerzas policiales, las organizaciones nacionales y regionales, y la colaboración con los sectores público y privado será la clave de nuestros logros futuros”, concluyó la Presidenta de INTERPOL.

Los delegados de la conferencia tienen previsto recomendar medidas para optimizar el uso de las herramientas creadas en el marco del programa de INTERPOL sobre armas de fuego, para promover la acción internacional con miras a recuperar haberes ilícitos, para afianzar la cooperación con Europol destinada a combatir la ciberdelincuencia, y para facilitar la cooperación policial internacional mediante la consecución de la interoperabilidad entre los sistemas de información policial.