All news
|
Print
19 abril 2013 - Media release

INTERPOL difunde un aviso mundial sobre la seguridad tras el atentado contra el maratón de Boston, a petición de la policía estadounidense

Insta a los ciudadanos de todo el mundo a facilitar al FBI información de interés


LYON (Francia) – INTERPOL ha difundido un aviso internacional sobre la seguridad, denominado notificación naranja, donde se detallan las características de los artefactos explosivos artesanales utilizados en el atentado contra el maratón de Boston, con objeto de ayudar a los organismos encargados de la aplicación de la ley de sus 190 países miembros a detectar otras bombas de fabricación similar.

La notificación naranja de INTERPOL, publicada a petición de las autoridades estadounidenses, contiene fotografías de los artefactos y también las huellas dactilares y demás datos de identificación de los presuntos autores del atentado, Dzhokar Tsarnaev, de 19 años de edad, actualmente buscado por las autoridades estadounidenses, y su hermano, Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, que perdió la vida tras un enfrentamiento armado con la policía de Boston la madrugada del viernes.

INTERPOL también ha publicado una versión pública de la notificación naranja, en la que se ha eliminado la información policial de carácter confidencial.

“La decisión por parte del FBI y las autoridades de Estados Unidos de solicitar la publicación de una notificación naranja de INTERPOL permitirá a los servicios policiales y a otros organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo poner en conocimiento de las fuerzas del orden estadounidenses si a raíz de sus investigaciones han hallado artefactos de fabricación similar”, declaró el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble.

Igualmente importante resulta la decisión de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Washington de autorizar la difusión pública de una versión exenta de datos confidenciales, ya que la vigilancia de los ciudadanos puede ser esencial para alertar a las fuerzas del orden de posibles peligros.

“Uno de los principales cometidos de INTERPOL consiste en garantizar que las autoridades policiales nacionales tengan la información que necesitan para proteger a los ciudadanos de cualquier peligro, por lo que a lo largo de esta investigación seguiremos en estrecho contacto con nuestros países miembros”, concluyó el jefe de INTERPOL.

Según informaron las autoridades policiales estadounidenses, los dos artefactos que estallaron el lunes estaban escondidos dentro de unas mochilas colocadas cerca de la línea de meta del maratón de Boston. El atentado terrorista ocasionó la muerte de tres personas, entre ellas un niño de ocho años, y produjo más de
170 heridos.

INTERPOL ha pedido a todos los países miembros que difundan la notificación naranja –que ha sido publicada por el Centro de Mando y Coordinación de la sede de la Secretaría General de INTERPOL, sita en Lyon,- entre los organismos nacionales pertinentes encargados de la aplicación de la ley, y que comuniquen al FBI y a las fuerzas del orden de Estados Unidos la información de que puedan disponer sobre los sospechosos y el modus operandi utilizado.

Hace asimismo un llamamiento a los ciudadanos que dispongan de información sobre los artefactos utilizados para que se pongan en contacto con el FBI, como indica esta agencia en su sitio web y en sus avisos.

El propósito de las notificaciones naranjas de INTERPOL, creadas en 2004, es alertar a la policía, a los organismos públicos y a otras organizaciones internacionales sobre el peligro que pueden suponer las armas, los explosivos y demás materiales peligrosos camuflados. La Secretaría General también puede publicarlas para informar sobre un acto o acontecimiento que pueda suponer un peligro para la seguridad de los ciudadanos de todo el mundo. Hasta la fecha, se han publicado cerca de 200 notificaciones naranjas.