All news
|
Print
20 septiembre 2013 - Media release

El jefe de INTERPOL advierte de las amenazas ‘invisibles’ a la seguridad de las personas y las economías

La delincuencia organizada transnacional aprovecha las debilidades de los mundos real y virtual


YALTA (Ucrania) – El Secretario General de INTERPOL ha advertido hoy de que la ciberdelincuencia, los productos falsificados y la creciente circulación de bienes y personas en el mundo real y en el virtual suponen una importante amenaza para la seguridad mundial.

En su intervención efectuada en la 10ª reunión anual de Yalta (Ucrania), Ronald Noble afirmó que el comercio de bienes falsos e ilícitos es un “asesino silencioso”, que debilita las economías al arrebatar miles de millones de dólares para el mercado negro cada año, y que vende productos potencialmente mortíferos a consumidores desprevenidos.

El Secretario General de la Organización también señaló los desafíos que plantean los documentos de viaje fraudulentos y el aumento fulminante de los viajes y la migración a escala internacional, que ejercen una presión sin precedentes en los organismos nacionales encargados de la ley y la seguridad fronteriza.  

“No podemos seguir viendo las fronteras como primera o última línea de defensa de los países, pero sí como una ocasión para el tráfico de personas o el comercio ilícito, que ocasionan ambos un coste humano y económico a la sociedad”, declaró Ronald Noble.

El Secretario General de INTERPOL aportó sus observaciones durante una sesión temática sobre los aspectos positivos y negativos de las conmociones que nos esperan, que contó con la participación de Michio Kaku, catedrático y profesor de física teórica de The City College de Nueva York; David H. Petraeus, general del Ejército de Estados Unidos retirado, Director del Organismo Central de Información (2011-2012); Lawrence H. Summers, catedrático Charles W. Eliot de la Kennedy School of Government, dependiente de la Universidad de Harvard; y Lamberto Zannier, Secretario General de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Ronald Noble se dirigió a la audiencia formada por más de 250 líderes del mundo de la política, la economía, la sociedad y la comunicación de 20 países, y destacó otras amenazas para la seguridad que el mundo virtual ha traído consigo.

“Con los avances tecnológicos estamos plantando cara a unos retos en seguridad que hasta hace poco desconocíamos”, afirmó, y refirió otra vez un incidente ocurrido el pasado mes de julio en Israel, en que un grupo de periodistas logró introducir una pistola de plástico producida con una impresora 3D dentro del edificio de la Knéset, el Parlamento israelí, y se sentó a pocos metros del Primer Ministro Benjamin Netanyahu.

“Esta pistola fue fabricada a miles de kilómetros, en los Estados Unidos, y llegó a Israel sin cruzar una sola frontera física”, afirmó el Secretario General.

Y añadió: “Para nosotros el desafío es que los delincuentes están mucho mejor situados que la policía para sacar provecho de numerosas innovaciones de este tipo”.