All news
|
Print
21 junio 2013 - Media release

Las herramientas y servicios mundiales de INTERPOL refuerzan la seguridad en Europa

LYON (Francia) – La mejora de la seguridad en Europa por medio de las herramientas y servicios de alcance mundial de INTERPOL fue el tema central de una reunión entre dos organismos de la Unión Europea –el Comité Permanente de Cooperación Operativa en materia de Seguridad Interior (COSI) y el Comité del Artículo 36
(CATS)– y altos funcionarios de la organización policial mundial, celebrada en la sede de la Secretaría General de esta última.

Las conversaciones mantenidas entre los representantes de la Unión Europea e INTERPOL se centraron en la ampliación de los ámbitos de cooperación, en respuesta a la amenaza que representa la delincuencia transnacional, considerando que el alcance mundial de INTERPOL ofrece seguridad frente a los peligros provenientes de fuera de la región.

Los participantes hicieron un repaso de los ámbitos de cooperación entre INTERPOL y las fuerzas del orden europeas, incluidos los relacionados con los documentos de viaje robados y perdidos, las armas de fuego ilícitas y los delitos sexuales contra menores cometidos a través de Internet, tres temas que, junto con los delitos contra el medio ambiente, constituyen las prioridades de la Unión Europea en materia de lucha contra la delincuencia para el periodo de 2014 a 2017. El problema de la interoperabilidad entre los sistemas de información policial, que ya se había incluido en la estrategia de INTERPOL para la región europea aprobada en la reciente Conferencia Regional Europea, también se discutió en la reunión.

“Estamos preparados y dispuestos a poner nuestras herramientas y servicios a disposición de Europa, y tenemos la capacidad para hacerlo –ya sea desde nuestro Centro de Mando y Coordinación, en Lyon y Buenos Aires, o prestando asistencia sobre el terreno mediante el envío de especialistas cualificados procedentes de nuestros países miembros”, declaró el Secretario General, Ronald Noble.

Ante los retos cambiantes que entraña la labor policial, el Jefe de INTERPOL elogió el constante refuerzo de la cooperación entre INTERPOL y la Unión Europea, en particular desde la apertura en septiembre de 2009, en Bruselas, de la Oficina del Representante Especial de INTERPOL ante la Unión Europea.

Los participantes también fueron informados de los esfuerzos conjuntos que realizan ambas organizaciones para combatir los delitos sexuales contra menores cometidos a través de Internet, plasmados en el firme apoyo que INTERPOL presta a la Alianza mundial de la UE contra los abusos sexuales a menores en línea y en la financiación por la Unión Europea de las mejoras introducidas en la Base de Datos Internacional de INTERPOL sobre Explotación Sexual de Niños.

Sendos representantes de Irlanda y Lituania presentaron sus respectivos programas correspondientes a las Presidencias actual y siguiente de la Unión Europea.

Considerando que la delincuencia contra el medio ambiente se está convirtiendo rápidamente en un peligro para la seguridad a escala mundial, se agradeció el apoyo –en parte, financiero– prestado a largo plazo por la Unión Europea a las iniciativas de INTERPOL relacionadas con el Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre y con un nuevo proyecto destinado a luchar contra el tráfico de desechos electrónicos ilegales.

Otro proyecto de colaboración financiado por la Unión Europea es el vinculado al Sistema de INTERPOL para la Gestión de los Registros y el Rastreo de Armas Ilícitas (iARMS) del Programa de INTERPOL sobre Armas de Fuego. Ambas organizaciones siguen estudiando nuevas vías para integrar aún más sus actividades en el ámbito de las armas de fuego, en especial animando a un mayor número de países miembros de la Unión Europea a aportar datos al sistema iARMS.

“La cooperación entre INTERPOL y la Unión Europea se refuerza a medida que nos enfrentamos a nuevos retos”, aseguró el Secretario General de INTERPOL.

A la reunión asistieron representantes de los países encargados de las Presidencias actual y siguiente de la Unión Europea –Irlanda y Lituania–, el Servicio Europeo de Acción Exterior, Eurojust, Europol, la Comisión Europea y el Consejo de la Unión Europea.