All news
|
Print
04 abril 2013 - Media release

El refuerzo de la cooperación policial, eje de la visita a INTERPOL del jefe de seguridad libanés

La organización policial mundial ayudará al Líbano a mejorar la seguridad de sus fronteras


LYON (Francia) – En la reunión entre el Director General de Seguridad del Líbano, Abbas Ibrahim, y el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, se acordó una serie de medidas de seguridad encaminadas a reforzar los controles en las fronteras del Líbano.

Durante la visita de Abbas Ibrahim a la sede de la Secretaría General de INTERPOL, que tuvo lugar este jueves, se alcanzó un acuerdo por el que la organización policial mundial desplegará en los aeropuertos y demás puntos clave de control fronterizo del Líbano su sistema puntero MIND/FIND para la comprobación de pasaportes, que permitirá acceder en tiempo real a la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos.

Gracias al acceso directo a dicha base de datos, los agentes libaneses de primera línea podrán identificar inmediatamente a las personas que intentan ocultar su verdadera identidad, entre ellas las buscadas a escala internacional, los presuntos terroristas y los delincuentes transnacionales.

Los 190 países miembros de INTERPOL tienen acceso a esta base de datos, que contiene información sobre unos 36 millones de documentos de viaje robados y perdidos y que, por término medio, a lo largo de 2013 ha sido consultada más de 50 millones de veces al mes por organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el planeta.

El Director General de Seguridad del Líbano declaró que para su país el refuerzo de la cooperación policial internacional a través de INTERPOL es una prioridad para mejorar la seguridad pública. “La lucha contra la delincuencia organizada y el terrorismo es para el Líbano un tema de seguridad prioritario. Esperamos que nuestra colaboración internacional con INTERPOL se incrementará y se reflejará en una mejor seguridad a escala nacional, regional e internacional”.

Entre otras medidas acordadas en la visita figuran la conexión del sistema de la policía nacional libanesa a la base de datos de INTERPOL sobre notificaciones rojas, que se publican para la búsqueda internacional de personas, y también a la base de datos de INTERPOL sobre vehículos robados. Estos constituyen un asunto clave para el Líbano, como puso de manifiesto el asesinato del ex Primer Ministro libanés Rafik Hariri en febrero de 2005 mediante una bomba colocada en un vehículo previamente robado en Japón.

“El refuerzo de la cooperación entre INTERPOL y el Líbano mejorará la capacidad de este país para detectar e investigar las actividades delictivas y terroristas, lo que redundará en beneficio del Líbano y de toda la región”, aseguró el jefe de INTERPOL.

Por otra parte, INTERPOL accedió a organizar, en colaboración con las autoridades libanesas, la primera reunión mundial de jefes de los servicios de inmigración y seguridad de fronteras, a fin de que se den a conocer mutuamente los planteamientos que han aplicado y han resultado eficaces para la protección de fronteras y el control de las personas que las cruzan.

Abbas Ibrahim efectuó la visita acompañado por una delegación de la que formaba parte Georges Boustani, antiguo miembro del Comité Ejecutivo de INTERPOL. El Secretario General aceptó la invitación de viajar al Líbano para reunirse con funcionarios de las fuerzas del orden, de seguridad de las fronteras y de los servicios de inmigración a fin de determinar nuevas vías que permitan al Líbano y a INTERPOL mejorar su cooperación.