All news
|
Print
20 julio 2011 - Media release

Goran Hadzic, el último prófugo de la guerra de los Balcanes, es detenido gracias a la determinación serbia

LYON (Francia) – La detención practicada hoy por la policía serbia de Goran Hadzic, acusado de crímenes de lesa humanidad por un tribunal de las Naciones Unidas competente en crímenes de guerra y objeto de una notificación roja de INTERPOL (aviso para la búsqueda de prófugos a escala internacional) ha sido encomiada por el organismo policial mundial, que la ha calificado de importante avance de la justicia internacional.

Hadzic, imputado por el Tribunal Penal Internacional de la ONU para la ex Yugoslavia (TPIY) por delitos entre los que se cuenta el asesinato de cientos de civiles, era la última de las 161 personas inculpadas por el TPIY que aún se encontraba en libertad.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha afirmado que la detención de Hadzic se produce menos de dos meses después de la del comandante militar serbobosnio Ratko Mladic, que supuso un hito para la justicia no solo europea, sino de todo el mundo.

Gracias a la policía serbia, a la que hay que felicitar por sus continuados esfuerzos, Goran Hadzic se encuentra ahora bajo custodia tras más de siete años huido.

La detención de hoy también es importante para el reconocimiento de la labor del TPIY y los logros alcanzados durante sus 18 años de existencia. INTERPOL se congratula de haber ayudado a este tribunal a llevar a los acusados ante la justicia, ha añadido el máximo dirigente de la organización policial.

La unidad de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos de la Secretaría General de INTERPOL, sita en Lyon (Francia), respalda desde 1994 las investigaciones que realizan los países miembros y los tribunales penales internacionales acerca de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio, colaborando estrechamente con su red de investigadores especializados y con sus Oficinas Centrales Nacionales para el intercambio de pistas y de información.

Además de la cooperación en curso con el TPIY, nuestros funcionarios siguen colaborando de cerca con el Tribunal Penal Internacional para Ruanda, así como con la Corte Penal Internacional y con el Tribunal Especial para Sierra Leona, y esta colaboración ya ha conducido a numerosas detenciones en todo el mundo.

PR065_w200