All news
|
Print
25 mayo 2011 - Media release

Operación BIA II: Con la ayuda de INTERPOL, la policía de Ghana rescata a 116 niños obligados a trabajar en la industria pesquera

ACCRA (Ghana) – La policía de Ghana ha rescatado a 116 niños, víctimas del tráfico infantil y del trabajo forzoso en la industria pesquera de la región del lago Volta, en el marco de una operación coordinada por INTERPOL en la que también se registraron 28 detenciones y otras tantas condenas. Los niños rescatados tienen edades comprendidas entre los 5 y los 17 años.

Unos 80 funcionarios de los organismos encargados de la aplicación de la ley de Ghana intervinieron en la operación BIA II (llevada a cabo del 6 al 13 de mayo) en la que varios equipos de policía actuaron simultáneamente en varias comunidades pesqueras que habían sido seleccionadas como objetivo por sospecharse que utilizaban mano de obra ilegal infantil. Asimismo, participaron en esta operación funcionarios de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Accra y expertos de la sede de la Secretaría General de la organización policial en Lyon. Al término de la intervención, que contó con el respaldo de los ministerios de sanidad, inmigración y asuntos sociales, así como de organizaciones no gubernamentales y trabajadores sociales, los niños fueron acogidos por los servicios sociales.

Las 28 personas detenidas durante la redada fueron condenadas a sendas penas de 16 meses de privación de libertad, tras haberse declarado culpables de poner a los niños en peligro y de captar a menores para la realización de actividades peligrosas. La operación reveló que 15 de los niños rescatados procedían de otras regiones de Ghana.

“El éxito de BIA II, que ha servido para identificar y rescatar a niños obligados a trabajar en condiciones de explotación, es un sólido punto de partida para descubrir, frustrar y desmantelar estas actividades, lo que conducirá a la liberación de otros cientos de niños”, declaró Jon Eyers, Subdirector de Trata de Personas de INTERPOL.

“La operación BIA II muestra claramente todo lo que se puede conseguir mediante la coordinación de los recursos y la ejecución de una estrategia multifacética en los ámbitos operativo y de la capacitación, para ayudar a las policías nacionales a proteger a los niños del tráfico de personas y de la explotación,” añadió el Sr. Eyers.

Tras haber coordinado las operaciones BIA (en Côte d’Ivoire), CASCADES (en Burkina Faso) y BANA (en Gabón) —que se saldaron con el rescate de cientos de niños, víctimas de la trata de personas y del trabajo forzado—, BIA II continúa esta serie de intervenciones de INTERPOL cuyo objetivo es el rescate de niños y la realización de campañas de sensibilización sobre tales asuntos en esta región de África.

A este respecto, la Directora de la Unidad de lucha contra la trata de personas de la Policía de Ghana, Patience Quaye, describió la operación BIA II como “una llamada a la acción”.

“Bia II es un toque de atención para todos los ghaneses. El Gobierno, los organismos encargados de la aplicación de la ley y los representantes de los diversos sectores deben aunar esfuerzos y colaborar con el objetivo de evitar que los niños sean explotados por personas que violan los derechos humanos,” declaró la Sra. Quaye.

Antes de la operación BIA II, la Unidad de lucha contra la trata de personas de la Policía de Ghana, en colaboración con el personal de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Accra y de la sede de la Secretaría General de INTERPOL en Lyon, organizó talleres de formación con objeto de dotar a los funcionarios participantes en la fase operativa de una serie de capacidades, entre ellas el dominio de las técnicas de entrevista propias de las investigaciones de casos de trata de personas.

Asimismo, en otra operación llevada a cabo en la ciudad de Accra, funcionarios de diferentes organismos encargados de la aplicación de la ley y de los servicios sociales entrevistaron a 120 trabajadores del sexo para determinar si formaban parte de una red de trata de personas más amplia que opera en Ghana, y descubrieron que 29 de ellos eran menores que estaban siendo explotados sexualmente. Estas personas fueron trasladadas a refugios y alojadas por los servicios sociales locales. Siguen en marcha distintas investigaciones sobre las redes de trata de personas implicadas en estas operaciones. Además, se han desarrollado iniciativas de capacitación en el aeropuerto internacional de Accra, donde se ha impartido formación en materia de descubrimiento y represión de las actividades de tráfico de personas.

Child labour in Ghana's fishing industry

Supt Patience Quaye talks about Ghana's human trafficking problem