All news
|
Print
17 abril 2013 - Media release

El refuerzo de la respuesta policial mundial a los nuevos desafíos de la delincuencia, eje de la reunión de INTERPOL

El atentado del maratón de Boston es una señal de alarma para todo el mundo, declara el jefe de INTERPOL


LYON (Francia) – En su discurso pronunciado en el marco de la 9ª Conferencia de Jefes de Oficinas Centrales Nacionales (OCN), a la que asisten unos 280 delegados de 156 países, la Presidenta de INTERPOL, Mireille Ballestrazzi, ha declarado que hoy más que nunca la delincuencia contemporánea se define por su carácter transnacional.

“INTERPOL debe adoptar una visión global que al mismo tiempo preste atención al ámbito local. Esa es la razón por la que INTERPOL no se limita a ofrecer una sola, sino muchas soluciones en respuesta a los distintos tipos de delitos que se perpetran en los países miembros, adaptadas a las necesidades de las fuerzas del orden de cada uno de ellos”, aseguró la Presidenta.

El Secretario General de la organización policial mundial, Ronald Noble, indicó a los altos mandos policiales de todo el planeta que el reciente atentado del maratón de Boston es un recordatorio cruel y aterrador de los desafíos a los que se enfrenta la policía en todo el mundo y una señal de alarma para todos los que creían que la amenaza del terrorismo se había aplacado”.

“Poco importan los días, semanas, meses o años transcurridos sin que se produzca un atentado terrorista grave, basta con que se perpetre uno nuevo para devolvernos a la cruel realidad que encaran diariamente ciudadanos de todo el mundo”, señaló Ronald Noble.

“Este atentado pone también de manifiesto los problemas en materia de seguridad relacionados con los acontecimientos deportivos de gran repercusión y las dificultades que estos plantean a los organismos encargados de la aplicación de la ley, ya que existe la posibilidad de que los terroristas aprovechen grandes acontecimientos públicos para atraer hacia sí la atención mundial”, añadió el jefe de INTERPOL.

Dado que en los próximos dos meses está previsto que se celebren 150 maratones en unos 40 países, además de otros acontecimientos destacados, INTERPOL ha solicitado a sus 190 países miembros que intercambien con la comunidad policial mundial toda la información de que dispongan sobre posibles actividades terroristas, delictivas o sospechosas.

“Los desafíos que afrontan hoy las fuerzas del orden son tan variados como reales, desde atentados con bombas a actos de ciberdelincuencia, y debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para reducir los riesgos que comportan para los ciudadanos, tanto dentro como fuera de Internet”, comentó el Secretario General.

“Al ser el único organismo policial internacional verdaderamente mundial del planeta, INTERPOL goza de una posición privilegiada para asegurarse de que los funcionarios de primera línea reciben la información y el apoyo que necesitan para desempeñar su trabajo”, agregó Ronald Noble, refiriéndose al acuerdo firmado entre la organización policial y el Comité Supremo de Qatar 2022 para contribuir a la seguridad de la Copa Mundial de la FIFA de 2022, que se celebrará en Qatar, y de otros grandes acontecimientos deportivos previstos para los próximos diez años.

Habida cuenta de que la ciberdelincuencia es uno de los principales retos que afrontan los organismos encargados de la aplicación de la ley en el siglo XXI, el Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación, que se inaugurará en Singapur en 2014, ofrecerá una plataforma común esencial que permitirá a la organización policial ayudar a sus países miembros a combatir esta forma de delincuencia y otros fenómenos delictivos incipientes conexos.

Tras el reciente anuncio sobre la futura colaboración técnica entre INTERPOL y Kaspersky Labs, en su discurso ante los asistentes a la conferencia el Director Ejecutivo de esta empresa, Eugene Kaspersky, aseguró que la cooperación entre el sector privado y las fuerzas del orden a escala transnacional, a través de INTERPOL, es de vital importancia para proteger el ciberespacio.

“La ciberdelincuencia no conoce fronteras, ni distancias, ni tiempo; se desplaza a la velocidad de la electricidad y, por lo tanto, es muy difícil descubrir quién está detrás de los ciberataques”, indicó Kaspersky.

“El ciberespacio se ha fusionado, en cierta medida, con el mundo físico por lo que respecta a su potencialidad, incluida la de provocar daños tangibles. Y aunque en ambos mundos los buenos y los malos se comportan de maneras muy similares, al parecer sigue habiendo dificultades para aplicar eficazmente los métodos conocidos al nuevo ámbito cibernético”, añadió Kaspersky.

Otros temas que se tratarán en esta conferencia de tres días de duración (del 17 al 19 de abril) son la trata de personas, la delincuencia financiera y los delitos relacionados con las armas de fuego.