All news
|
Print
20 abril 2012 - Media release

La visita del jefe de la policía de Montenegro a INTERPOL pone de manifiesto el liderato de este país en la cooperación policial regional

LYON (Francia) – La mejora de la colaboración con INTERPOL para la lucha contra la delincuencia transnacional organizada en Montenegro y en toda Europa ha sido el tema central de la reunión mantenida hoy entre el director de la policía de Montenegro, Božidar Vuksanović, y el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, en la sede de la Secretaría General de la organización policial internacional.

Montenegro ocupa actualmente la presidencia de la Asociación de Jefes de Policía de Europa Sudoriental (SEPCA, por sus siglas en inglés) y Ronald Noble asistirá la semana próxima a la Asamblea General de esta asociación, que tendrá lugar en Budva, por lo que en la reunión se ha hablado de la delincuencia transnacional, el tráfico de drogas, y la generalización del uso de herramientas esenciales de INTERPOL, como su sistema mundial de comunicación policial protegida (I-24/7), en toda la región de la SEPCA.

La aplicación de métodos innovadores para mejorar la seguridad de los ciudadanos y también de quienes visitan los países, respetando el Estado de derecho, también ha sido una de las cuestiones destacadas del encuentro. A este respecto, el jefe de INTERPOL ha felicitado a Montenegro por utilizar la tecnología de esta organización internacional para permitir a los funcionarios que trabajan en puestos fronterizos de especial importancia hacer comprobaciones instantáneas en la base de datos mundial de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos, que reúne más de 32 millones de documentos procedentes de alrededor de 160 países.

“Montenegro lleva tiempo abogando por un enfoque internacional de la lucha contra la delincuencia, y por trabajar con aliados internacionales esenciales como INTERPOL para alcanzar unos objetivos comunes de seguridad. Mi encuentro con el Secretario General de esta organización policial mundial me ha brindado una excelente oportunidad para reafirmar la necesidad de la cooperación internacional, y para reconocer los terrenos en los que podemos estrechar aún más nuestra cooperación, por el bien de los ciudadanos y de la policía de Montenegro y de la región”, declaró Božidar Vuksanović.

Montenegro es un miembro activo del proyecto BESA de INTERPOL, dirigido contra determinados grupos de delincuencia organizada activos en el Sureste de Europa, y es también uno de los 190 países miembros de INTERPOL que más información ha aportado a la base de datos sobre vehículos robados o desaparecidos. Ronald Noble ha felicitado al jefe de la policía montenegrina “por su gran trabajo a favor de la cooperación policial internacional”.

“Montenegro comprende que la cooperación policial internacional a través de INTERPOL es fundamental para la seguridad no solo de sus ciudadanos, sino de Europa Central y de toda Europa, ahora que la mundialización ha llevado a la expansión y a la diversificación de la delincuencia transnacional”, ha afirmado Ronald Noble.

Mediante el proyecto BESA, iniciado en 2009, INTERPOL proporciona ayuda a sus países miembros situados en el Sureste de Europa de distintas maneras: creando una red de funcionarios en cada país participante, proporcionándoles acceso a sus herramientas y servicios mundiales -entre los que se cuenta su red de comunicación policial protegida- y proponiéndoles sus servicios de apoyo para la realización de análisis de información, operaciones e investigaciones policiales.

Hasta la fecha este proyecto ha conducido a la detención de más de 200 sospechosos, al decomiso de heroína, metanfetamina y otros estupefacientes, y a la recuperación de armas: desde fusiles automáticos hasta lanzamisiles y explosivos.

Para realizar la visita a la organización policial mundial, Božidar Vuksanović vino acompañado por el jefe de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Podgorica, Dejan Djurovic.

Los países miembros de la SEPCA son los siguientes: Albania, Bosnia-Herzegovina, Bulgaria, Croacia, ex República Yugoslava de Macedonia, Moldova, Montenegro, Rumania y Serbia.