All news
|
Print
16 julio 2010 - Media release

Miles de detenidos a raíz de una operación dirigida por INTERPOL contra las redes de apuestas ilegales sobre fútbol en Asia

LYON (Francia) – En el marco de una operación coordinada por INTERPOL en Asia durante la Copa Mundial de la FIFA de 2010, para combatir apuestas ilícitas de fútbol en las que participan bandas de delincuencia organizada, se han practicado más de 5.000 detenciones y se han decomisado cerca de diez millones de dólares.

Durante el mes que ha durado esta operación, llamada en clave SOGA III, la policía de China (incluidos Hong Kong y Macao), Malasia, Singapur y Tailandia ha descubierto y desmantelado cerca unas 800 oficinas de apuestas ilegales que manejaban más de 155 millones de dólares estadounidenses.

“Hemos sido testigos de resultados impresionantes, no solo por el número de detenciones y decomisos efectuados en toda la región en tan solo un mes, sino también en cuanto a la cooperación policial que ha permitido alcanzar estos logros”, afirmó Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL.

“Además de tener vínculos evidentes con las bandas de delincuencia organizada, las apuestas ilícitas sobre fútbol están relacionadas con la corrupción, el blanqueo de capitales y la prostitución, por lo que la operación SOGA III también tendrá grandes repercusiones a largo plazo sobre estos graves delitos”, añadió el
Sr. Louboutin.

Esta operación, coordinada por la Unidad de Delincuencia Organizada y Drogas de la Secretaría General, sita en Lyon, y la Oficina de Enlace en Bangkok de INTERPOL, es la tercera de este tipo y reúne a funcionarios de las Oficinas Centrales Nacionales (OCN) de esta organización y de otros organismos encargados de la aplicación de la ley de los países participantes.

Durante la operación, que se llevó a cabo entre el 11 de junio y el 11 de julio, los funcionarios también se incautaron de vehículos, tarjetas bancarias, ordenadores y teléfonos móviles. Ahora la información recopilada se estudiará y analizará para determinar la posible implicación de otras personas o bandas de la región y más allá.

“La experiencia y los conocimientos especializados que se han desarrollado en cada una de las operaciones de este tipo aportan una base aún más sólida a partir de la cual la policía podrá trabajar, no solo para combatir las redes de delincuencia organizada que están detrás de las apuestas ilícitas sobre fútbol, sino también para luchar contra todos los tipos de actividades delictivas que exigen una respuesta a escala regional o internacional”, declaró el Sr. Louboutin.

En total, las tres operaciones SOGA han dado lugar a casi 7.000 detenciones, al decomiso de más de 26 millones de dólares en efectivo y al cierre de oficinas de apuestas ilícitas en las que se jugaban más de dos mil millones de dólares.