All news
|
Print
15 enero 2008

INTERPOL publica una notificación roja contra el presunto asesino de cuatro turistas franceses en Mauritania

LYON (Francia) -- INTERPOL ha publicado una notificación roja (aviso sobre personas buscadas por la justicia a escala internacional) contra Maarouve Mohamed Habib, buscado por las autoridades policiales mauritanas que investigan el asesinato de cuatro turistas franceses ocurrido el 24 de diciembre de 2007.

Se cree que Habib es una de las tres personas implicadas en el tiroteo que se produjo junto a la carretera de Aleg (al sur de Nouakchott, la capital mauritana), en el que resultaron muertos los cuatro turistas franceses y herida muy grave una quinta persona.

Los dos presuntos cómplices de Habib, Mohamed Chabarnoux y Sidi Ould Sidina (objeto de sendas notificaciones azules de INTERPOL, publicadas en diciembre de 2007 también a petición de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Nouakchott) fueron detenidos el 11 de enero en uno de los países vecinos, Guinea-Bissau, tras haber viajado por Senegal y Gambia. Las autoridades de Mauritania han informado de que los tres hombres pertenecen a un grupo vinculado a Al Qaeda.

“Una de las funciones más importantes de INTERPOL consiste en ayudar a las fuerzas policiales de sus 186 países miembros a intercambiar información esencial utilizando el eficaz sistema de notificaciones de la Organización,” declaró el Secretario General de INTERPOL, Sr. Noble. “La solicitud de ayuda a INTERPOL es fundamental para localizar a prófugos, sea cual sea el lugar en el que intenten huir de la justicia.”

Las notificaciones rojas de INTERPOL se publican para solicitar el arresto o la detención preventiva de una persona buscada con miras a su extradición. Cualquiera de los 186 países miembros de INTERPOL puede solicitar su publicación a la Secretaría General de la Organización en Lyon (Francia). En 2007 se alcanzó la cifra récord de 3.131 notificaciones rojas publicadas y, gracias a ellas, se detuvo a 562 personas en todo el mundo ese mismo año, superándose la cifra de 552 detenidos del año anterior.