All news
|
Print
31 diciembre 2007

Enviado un equipo de INTERPOL a Mauritania para ayudar en la investigación sobre el asesinato de turistas franceses

LYON (Francia) – Los funcionarios de una Unidad de Gestión de Crisis de INTERPOL llegaron a Mauritania el sábado para prestar apoyo sobre el terreno a las autoridades policiales locales que se encargan de la investigación del asesinato de cuatro turistas franceses ocurrido el pasado 24 de diciembre.

Con antelación al envío de esta unidad, INTERPOL publicó una notificación azul (solicitud de Interpol a las policías de sus 186 países miembros para que proporcionen información sobre el paradero y las actividades de una persona) contra cada uno de los dos sospechosos buscados en relación con el tiroteo mortal a consecuencia del cual una quinta persona resultó gravemente herida.

Las huellas dactilares y las fotografías de los sospechosos han sido introducidas en las bases de datos de INTERPOL y enviadas a los servicios policiales de todo el mundo; asimismo se ha emitido un aviso regional a los países que rodean Mauritania.

Tras la petición formulada por la Oficina Central Nacional de Nouakchott, INTERPOL envió la Unidad de Gestión de Crisis, cuyos miembros están trabajando con los funcionarios de policía sobre el terreno para ofrecerles asistencia en el intercambio de información y garantizar que se dé prioridad absoluta a cualquier mensaje recibido o enviado en relación con la investigación.

“La función de las Unidades de Gestión de Crisis de INTERPOL es ofrecer asistencia y prestar apoyo a los investigadores locales y nacionales, así como ayudar a coordinar sus acciones a escala regional y, si es necesario, internacional,” declaró Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL.

Desde 2002 INTERPOL ha enviado 35 Unidades de Gestión de Crisis a muchos lugares del mundo donde se han producido atentados terroristas y catástrofes naturales. En mayo de 2007 se desplegó una unidad de este tipo en Mauritania tras un decomiso de 629 kilos de cocaína, el más importante de la historia de este país, efectuado en el aeropuerto de Nouadhibou.