All news
|
Print
31 mayo 2013

Una mayor cooperación de las fuerzas del orden resulta fundamental para combatir los delitos contra menores a través de Internet

LYON (Francia) – El Virtual Global Taskforce (VGT), un grupo internacional que engloba a cuerpos de seguridad pública dedicados a combatir los delitos sexuales contra menores cometidos por Internet, ha publicado un informe de evaluación en el que da cuenta de los métodos empleados por los delincuentes para captar a sus víctimas y para no ser descubiertos cuando publican en la web imágenes de delitos contra menores, y de los problemas a los que se enfrentan las fuerzas del orden para combatir este fenómeno.

El estudio que el VGT ha llevado a cabo combina investigación científica de vanguardia con experiencias operativas de funcionarios especializados de las fuerzas del orden a fin de examinar qué métodos emplean los autores de los citados delitos contra niños y jóvenes y de qué manera los jóvenes aumentan sin saberlo las posibilidades de caer en sus redes.

Según las conclusiones del informe, el uso compulsivo de Internet por parte de los delincuentes y las redes en línea de pederastas pueden servir de acicate para cometer agresiones sexuales en persona contra niños y jóvenes. Estas mismas redes usan métodos cada vez más protegidos para distribuir imágenes y vídeos de abusos sexuales contra menores, algunos de ellos inéditos. La existencia de nuevas imágenes puede implicar la existencia de nuevas agresiones. La identificación y la localización de víctimas de abusos continuados es la máxima prioridad de los funcionarios especializados de los organismos que componen el VGT.

El informe pone asimismo de manifiesto un aumento en la distribución de imágenes y vídeos de contenido sexual explícito realizada por los propios jóvenes, práctica que en ocasiones se denomina "sexteo", y la necesidad de concienciar a los jóvenes de que este material puede ser distribuido sin su consentimiento e incluso ser utilizado como instrumento de chantaje para lograr que mantengan relaciones sexuales con adultos.

Este análisis ha sido elaborado por el Centro Europeo contra la Ciberdelincuencia (EC3) de Europol, con la ayuda de INTERPOL, de funcionarios especializados de las fuerzas del orden y de otros organismos policiales que forman parte del VGT.

“A medida que la tecnología de Internet avanza y que otras partes del mundo que antes no tenían acceso a ella se conectan, cabe esperar que haya más delincuentes, más víctimas, y nuevos medios de cometer delitos contra menores”, declaró Troels Oerting, jefe del EC3.

“Mientras los delincuentes sigan utilizando Internet para cometer delitos contra los niños, desde los organismos encargados de la aplicación de la ley tenemos el deber de poner en común nuestros recursos y conocimientos para desvelar sus estrategias y métodos a fin de que no lleguen a perpetrar los delitos”, afirmó Michael Moran, jefe de la unidad de INTERPOL de Delitos contra Menores.

“El estudio del VGT constituye una evaluación imprescindible para un grupo emblemático de organismos referentes en la materia”, señaló el Presidente del VGT, Ian Quinn, jefe del centro sobre ciberdelincuencia dependiente de la dirección de seguridad interna (HSI) del servicio estadounidense de inmigración y control de aduanas (ICE). “Este análisis permite a los organismos encargados de la aplicación de la ley, tanto del VGT como ajenos a él, no solo actuar con más eficacia contra los delincuentes, sino también proporcionar medidas de prevención del delito que sean acordes con el modo en que los niños y jóvenes utilizan la tecnología en sus vidas cotidianas”.

El objetivo del VGT es hacer que Internet sea más seguro, así como identificar, localizar y ayudar a los menores en situación de peligro y detener a los autores de estos delitos para que respondan de sus actos.

Para más información sobre el VGT y leer el análisis del entorno realizado por el grupo, véase  www.virtualglobaltaskforce.com