All news
|
Print
25 marzo 2009 - Media release

Arabia Saudí e INTERPOL mantienen la presión sobre 81 terroristas prófugos publicando el mayor lote de notificaciones rojas de la historia

LYON (Francia) – Arabia Saudí ha pedido a INTERPOL que publique notificaciones rojas (solicitudes de búsqueda de personas a escala internacional) sobre 81 presuntos terroristas que habían sido objeto de un aviso global publicado en febrero.
La sede en Lyon de la Secretaría General de INTERPOL, a petición de la Oficina Central Nacional de esta organización en Riad, sacó a la luz el miércoles pasado el mayor lote de notificaciones rojas publicado de una vez hasta la fecha, después de haber difundido en febrero un aviso mundial sobre 85 prófugos acusados de delitos relacionados con el terrorismo
-como por ejemplo vinculación a Al Qaeda en Arabia Saudí y también en Irak y Afganistán-.
En estas notificaciones rojas de INTERPOL, que se envían a los 187 países miembros de esta organización internacional, se facilitan datos para la identificación de cada uno de los presuntos terroristas con la intención de ayudar a las fuerzas del orden de todo el mundo a buscarlos y detenerlos y, en su caso, extraditarlos.
El portavoz oficial del Ministerio del Interior de Arabia Saudí, Mansoor Al-Turki, afirmó que la lucha contra el terrorismo tiene que hacerse en la esfera tanto nacional como internacional, y que su país había pedido a la Secretaría General de INTERPOL que publicara las notificaciones rojas y les diera difusión a través de “su red mundial de comunicación para emprender una acción internacional concertada que lleve a la detención de los prófugos con miras a su extradición a Arabia Saudí”.
Dado que muchos países miembros de INTERPOL reconocen a las notificaciones rojas fundamento jurídico para detener a una persona, el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, elogió a Arabia Saudí por haber solicitado la publicación de notificaciones rojas y afirmó que, al manifestarse dispuesta a solicitar la extradición de todos y cada uno de los
81 terroristas prófugos que busca para proceder a su detención, demuestra al mundo la seriedad de sus esfuerzos contra el terrorismo.
“El planteamiento en dos fases de Arabia Saudí, en primer lugar avisar a todos los países del peligro de que en su territorio se encuentren unos peligrosos prófugos terroristas, para que puedan tomar medidas de protección, y a continuación facilitar un fundamento jurídico internacional para proceder a su detención y extradición, es un magnífico ejemplo para la comunidad internacional de las fuerzas del orden sobre la manera óptima de utilizar las herramientas policiales de INTERPOL, especialmente cuando se trata de terroristas en fuga”, declaró Ronald Noble.
Al pedir ayuda a INTERPOL, Arabia Saudí ha conseguido que todos los países miembros de esta organización internacional sepan que estos hombres son peligrosos y que sus actividades representan una amenaza para la seguridad pública no solo en Arabia Saudí, sino en el mundo entero”, concluyó el Sr. Noble.
Cualquier país miembro de INTERPOL puede pedir una notificación roja, y la sede en la Secretaría General de esta organización se encarga de publicarla. La notificación roja se introduce en la base de datos central de INTERPOL, que todos los países miembros pueden consultar, y también se puede descargar en las bases de datos de las policías y los sistemas de vigilancia de fronteras de los países. Las notificaciones rojas permanecen vigentes hasta que se concede la extradición de la persona buscada.