All news
|
Print
28 febrero 2008

Detenido en Francia el cuarto prófugo ruandés acusado de genocidio que es objeto de una notificación roja de INTERPOL

Las autoridades francesas han detenido a un prófugo ruandés buscado por genocidio y crímenes contra la humanidad por su participación en el genocidio cometido en Ruanda en 1994, que era objeto de una notificación roja de INTERPOL.

Claver Kamana fue detenido en Annecy el martes pasado por la policía francesa, tras una estrecha cooperación entre la Secretaría General de INTERPOL, sita en Lyon, la Oficina Central Nacional (OCN) de INTERPOL en Kigali, la Brigade nationale pour la recherche des fugitifs -la brigada francesa especializada en la búsqueda de prófugos - y las autoridades judiciales ruandesas.

Se acusa a Kamana, hombre de negocios de 68 años que trabajaba en Kigali, de haber participado activamente en los actos de genocidio contra los tutsis. Según la información recibida esta persona ordenó, organizó y supervisó la comisión de masacres, saqueos, violaciones y tratos inhumanos, e incitó al odio racial en sus discursos.

Un equipo del servicio de INTERPOL de investigaciones sobre prófugos se desplazó a Ruanda en octubre de 2007 a fin de entrevistarse con representantes de la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional para Ruanda, las autoridades judiciales ruandesas y la OCN de INTERPOL en Kigali para seguir intensificando la cooperación y conseguir información que permitiera proceder a la localización y detención de los sospechosos que estuvieran huidos en cualquier lugar del mundo.

Kamana era objeto de una notificación roja de INTERPOL expedida a petición de la OCN de Kigali, y es la cuarta persona implicada en el genocidio de Ruanda que ha sido detenida en Francia desde junio de 2007. En estos momentos permanece detenido en Chambery, donde va a ser juzgado con miras a su extradición a Ruanda.