|
Print

Condiciones de la puesta a disposición

Todos los funcionarios puestos a disposición están sometidos al Estatuto y al Reglamento del Personal de INTERPOL.

En INTERPOL hay cuatro tipos de puestos: no clasificados, para personal directivo (grados 1 y 2), para personal ejecutivo (grados 3 a 5) y para personal administrativo (grados 6 a 10).

La duración inicial de la puesta a disposición suele ser de tres años. El Secretario General puede prorrogarla siempre que la administración nacional competente dé su consentimiento. En principio la duración total de la puesta a disposición no debe pasar de seis años.

Al proponer la puesta a disposición de uno de sus funcionarios, la administración nacional se compromete a abonar su remuneración, que debe ser suficiente para que el funcionario y, en su caso, su familia, puedan vivir en buenas condiciones en su lugar de destino. En circunstancias excepcionales INTERPOL puede ayudar a la administración nacional financiando parte de la remuneración del funcionario.

La administración nacional debe asimismo tomar las medidas oportunas para que el funcionario reciba unas prestaciones sociales adecuadas (enfermedad, previsión, accidente/fallecimiento y jubilación), que deberán cubrirle igualmente en las misiones oficiales que efectúe en nombre de INTERPOL, incluso cuando sean de larga duración.

Los gastos de viaje y mudanza a que deba hacer frente el funcionario al asumir sus funciones y al cesar en el servicio correrán por cuenta de su administración nacional.

A menos que la administración nacional decida lo contrario, la Organización abonará una prima mensual de alejamiento a los funcionarios puestos a disposición que no tengan la nacionalidad del país en el que se encuentra su lugar de trabajo o no hayan residido en él durante más de tres años y aporten pruebas de ello. Dicha prima, cuyo importe depende de la situación familiar y el lugar de destino del funcionario, se abonará durante un plazo máximo de 6 años.

Al trabajar para una organización internacional el funcionario puede ser asignado o enviado de viaje a cualquier lugar del mundo, a veces por un largo periodo de tiempo, y ser avisado de ello con poca antelación. Además, se le podrá pedir que trabaje en turnos de día o de noche, entre semana o los fines de semana y días festivos.