All news
|
Print
19 julio 2012 - Media release

INTERPOL envía un equipo a Bulgaria para ayudar en la investigación sobre el atentado suicida contra un autobús de turistas israelíes

El Secretario General declara que el atentado resalta un fallo mortífero en las medidas de seguridad de fronteras de muchos países del mundo


LYON (Francia) – INTERPOL va a enviar una unidad de gestión de crisis a Bulgaria para ayudar a las autoridades nacionales en la investigación del atentado terrorista cometido por un kamikaze contra un autobús de turistas israelíes que mató a cinco israelíes, un búlgaro -el conductor-, y al presunto terrorista, y causó heridas a más de 30 personas.

En su condena del "cobarde" atentado, el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, afirmó que puesto que ahora se sabe que el terrorista llevaba documentos de identidad falsos, sería esencial averiguar si alguno de ellos figuraba en la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos y si el sospechoso los había utilizado en algún momento de su viaje a Bulgaria.

Esta base de datos tiene más de 33 millones de registros, entre ellos los datos acerca de unos 2,5 millones de pasaportes estadounidenses auténticos perdidos o robados comunicados a INTERPOL.

“Bulgaria tiene las herramientas necesarias para consultar las bases de datos de INTERPOL, y en ocasiones anteriores, pasando por esta organización policial ha logrado identificar a personas que pretendían entrar en el país valiéndose de un pasaporte cuyo robo o pérdida se había comunicado a INTERPOL”, señaló Ronald Noble.

“La base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos proporciona a los países una importante línea de defensa contra quienes pretenden entrar en su territorio valiéndose de un documento fraudulento, y quienquiera que pretenda hacerlo debe despertar inmediatamente sospechas: antes de permitírsele la entrada en el país, se le debe someter a una investigación más profunda”, añadió el Secretario General de INTERPOL. Puso los ejemplos de Ramzi Yousef, condenado por haber sido el cerebro del atentado cometido contra el World Trade Center en 1993, y Milorad Ulemek, condenado por el asesinato del antiguo Primer Ministro de Serbia, que pudieron ambos cometer los delitos después haber entrado en el país con pasaportes robados.

“Tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, los países reconocieron la enorme importancia de avisarse mutuamente en caso de posibles atentados terroristas y demás riesgos para la seguridad, y en estos momentos algunos países se están preguntando cómo evitar que lo que ha ocurrido en Bulgaria ocurra en su territorio. Controlar a todos los que entren en el país con la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos es el primer paso en este sentido", declaró Ronald Noble.

En 2010 Bulgaria recibió unos seis millones de visitantes; entre enero y julio de 2012 se realizaron unas 23.500 comprobaciones en la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados o perdidos, que dieron 122 resultados positivos, 4 de ellos en pasaportes estadounidenses.

“Lamentablemente, son demasiados los países que no consultan sistemáticamente esta base de datos, por lo que más de 700 millones de pasajeros de vuelos internacionales consiguen entrar en los países sin que sus pasaportes hayan sido controlados por conducto de INTERPOL. Espero que este presunto terrorista suicida no haya sido uno de ellos. Este fallo es de los que más fácilmente se pueden corregir, y aun así es el fallo de seguridad más mortífero al que se enfrentan los 190 países miembros de INTERPOL. Presentamos nuestro más sentido pésame a los allegados de las víctimas de esta última tragedia", concluyó el jefe de INTERPOL.

Además de enviar desde la sede de su Secretaría General sita en Lyon un equipo de gestión de crisis compuesto por funcionarios especializados de su unidad de Seguridad Pública y Terrorismo, INTERPOL ha dado instrucciones a su Centro de Mando y Coordinación, que está operativo las 24 horas del día, para que dé máxima prioridad a las solicitudes de análisis de huellas dactilares y perfiles de ADN y de cualquier otro tipo de ayuda que envíen las autoridades búlgaras, israelíes y estadounidenses.

Si así se le solicita, INTERPOL puede publicar una de sus notificaciones internacionales codificadas por colores, a fin de alertar a los organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo sobre el modus operandi empleado en este atentado, obtener información adicional sobre personas objeto de la investigación o solicitar la detención de individuos buscados en relación con el atentado.