All news
|
Print
26 mayo 2011 - Media release

INTERPOL elogia a las autoridades serbias por la detención del prófugo Ratko Mladic, presunto autor de crímenes de guerra en los Balcanes

LYON (Francia) – El organismo policial mundial ha encomiado como un paso adelante de la justicia internacional la detención, practicada hoy por la policía serbia, de Ratko Mladic, buscado por genocidio por un tribunal de las Naciones Unidas para juzgar crímenes de guerra, y objeto de una notificación roja (un aviso para la búsqueda de prófugos a escala internacional) de INTERPOL .

Mladic, un antiguo comandante serbobosnio que llevaba huyendo dieciséis años, ha sido acusado  por el Tribunal Penal Internacional de la ONU para la ex Yugoslavia (TPIY) de crímenes contra la humanidad, en particular de asesinato, actos inhumanos, exterminio y otros delitos cometidos en la guerra librada en los Balcanes entre 1992 y 1995.

“Hay que elogiar fervientemente a las autoridades serbias por la detención de Ratko Mladic, uno de los prófugos más buscados por la justicia internacional”, declaró Ronald Noble, Secretario General de INTERPOL, a propósito de uno de los presuntos criminales de guerra más buscados de Europa.

“La detención por la policía serbia de Ratko Mladic, presunto artífice de masacres y asesinatos en masa, es un triunfo para la justicia internacional y refleja la determinación de dichas fuerzas policiales de no abandonar nunca su labor de capturar a todas las personas buscadas en relación con los crímenes de guerra perpetrados en los Balcanes”, añadió el Sr. Noble.

El pasado mes de enero, el Secretario General se reunió con el Presidente de Serbia, Boris Tadic, y con el Viceprimer Ministro y Ministro del Interior, Ivica Dacic, a fin de determinar el modo en que este país podría colaborar más estrechamente con INTERPOL para poner a los criminales de guerra en manos de la justicia. Durante la reunión, el Presidente Tadic aseguró que si Mladic se hallaba en territorio serbio, la policía de este Estado lo localizaría, lo detendría y lo pondría en manos de la justicia.

“La fe en el pueblo serbio y en su policía expresada ese día por el Presidente Tadic me convenció  de que INTERPOL y la comunidad internacional en su conjunto podían confiar en sus palabras. Tras la detención de hoy, nadie debe dudar de la voluntad de Serbia de respetar el Estado de derecho y la justicia,” declaró el Sr. Noble.

INTERPOL ha hecho de la captura de criminales de guerra una prioridad y, con este fin, ha venido cooperando estrechamente con el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia y con su Fiscal Jefe, Serge Brammertz.

“Vamos a seguir colaborando con el Fiscal Jefe del TPIY y con la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Serbia para asegurarnos de que Goran Hadzic, el último prófugo que busca el TPIY, que es asimismo objeto de una notificación roja de INTERPOL, sea capturado, cualquiera que sea el lugar del mundo en que se halle, y entregado al tribunal de La Haya,” añadió el Sr. Noble.

La Unidad de INTERPOL de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos, situada en la sede de la Secretaría General de esta organización, en Lyon, ha trabajado en estrecha cooperación con su red de investigadores especializados, con las Oficinas Centrales Nacionales –en particular las de Serbia, Croacia y Bosnia-Herzegovina–, y con el TPIY, mediante el intercambio y la coordinación de información y de pistas sobre el posible paradero de Mladic y de otros prófugos buscados por crímenes de guerra.

Entre los delitos que se imputan a Mladic, de 69 años, figura el de genocidio por el asesinato de casi 8.000 varones musulmanes bosnios (incluidos menores de edad) perpetrado en Srebrenica en 1995. Asimismo, en el acta de acusación se atribuye a Mladic la responsabilidad del bombardeo de Sarajevo, a raíz del cual murieron o resultaron heridos miles de hombres, mujeres y niños.

Las autoridades serbias han anunciado la apertura de diligencias para la transferencia de Ratko Mladic a la sede del TPIY, sita en La Haya.