All news
|
Print
12 julio 2010 - Media release

INTERPOL condena los atentados mortales contra aficionados al fútbol en Uganda

La organización policial mundial enviará un equipo de apoyo a petición del jefe de la policía ugandesa


LYON (Francia) – El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha calificado de “despreciables y cobardes” los atentados perpetrados en Kampala el pasado domingo contra aficionados al fútbol que se habían reunido para ver la final de la Copa del Mundo, y ha prometido el pleno respaldo de la organización policial mundial a la investigación emprendida por las autoridades ugandesas.

A petición del jefe de la policía ugandesa, el General de División Kale Kayihura, INTERPOL enviará al país africano una unidad de gestión de crisis para prestar apoyo in situ a la investigación de las explosiones que tuvieron lugar en un club de rugby y en un restaurante de la capital, y que ocasionaron más de 70 muertos y al menos igual número de heridos.

“Estos atentados contra víctimas inocentes, que simplemente habían salido para disfrutar de la final de la Copa del Mundo, deben condenarse con la mayor energía y sus autores no merecen otro calificativo que el de cobardes”, ha declarado el Secretario General.

“Tal como ha solicitado el General de División Kayihura, INTERPOL prestará pleno apoyo a la investigación encaminada a identificar y, en última instancia, poner en manos de la justicia, a los responsables de estos atentados criminales”, ha añadido el jefe de la organización policial.

“Queremos manifestar nuestro más sentido pésame a las familias y amigos de los asesinados y heridos en estos actos execrables”, ha señalado el Sr. Noble.

Inmediatamente después de los atentados, el Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL, sito en la sede de la Secretaría General, en Lyon, operativo las 24 horas del día, se puso en contacto con la Oficina Central Nacional  de la Organización en Kampala.

Además de enviar a la capital ugandesa una unidad de gestión de crisis, INTERPOL colaborará garantizando el tratamiento prioritario de todos los mensajes relacionados con estos atentados procedentes de cualquiera de sus 188 países miembros.